•             Tengan a Dios como lo máximo de su vida

·         Se apasionen por la felicidad de los jóvenes.

 

·          Quieran regalar su vida por los más pobres como lo hicieron

       D. Bosco y M. Mazzarello

 

·          Deseen vivir en Comunidad con estilo salesiano

 

·          Quieran colocar cuanto son en servicio del Reino

 

·          Su máxima aspiración sea la santidad

 

Jesús que llamó a los apóstoles les fue enseñando el camino del seguimiento, pero no le fue fácil porque eso de seguirlo dejándolo todo, les sonaba duro.

Seguramente para ti hoy es lo mismo, pero, es bueno que vuelvas a pensar lo que un día sentiste como tu Proyecto de vida, como llamada del Señor...

 

 

Seguir a Jesús en la vida salesiana, no es solo estar con El, es sobre todo, hacer que los jóvenes vivan felices, con dignidad y libertad plenas, amando a Dios y amándose entre sí. Una gran tarea que tiene la Comundad Saesiana ahora y siempre porque es de su carisma. Tarea que también te incluye a ti que aspiras a la Vida Consagrada comprometiéndote con los niños y los jóvenes.

 

 

Señor, estoy en tu presencia con el anhelo de decirte muchas cosas. Sé bien que me conoces, que de mi te las sabes todas, pero hy necesito confiarte mi vida:

Desde mi infancia he conocido tu Palabra la que siempre me ha orientado y he descubierto en ella y leyendo mi historia que Tú me quieres a tu lado para siempre.

 

No rechazo tu llamada, al contrario, la acepto. Por eso te busco, hoy, quiero que sepas que no es fácil, que me cuesta dejar la familia y ciertas cosas, que tengo miedos y dudas, pero sé que si me acompañas no desfalleceré...

 

Y... ¿qué es la santidad?

Es una llamada que Dios nos hace a todas las personas: "Sed santos como mi Padre celestial es santo"    Mt 5,48

 

Por lo tanto en el plan de Dios yo como persona que soy, estoy llamada a la santidad; una santidad que en el estilo salesiano se vive en lo común y corriente de cada día y se expresa en el cumplimiento alegre del deber por Dios como bien lo expresaba Domingo Savio:

"Aquí hacemos consistir la santidad en estar siempre alegres"

 

También María Mazzarello repetía con frecuencia: "Hagámonos santas cumpliendo el deber bien y a tiempo"

 

María Mazzarello siendo aún joven escuchó de la Virgen las palabras con las que le confiaba el cuidado de las niñas del pueblo: "A TI TE LAS CONFÍO"

 

¡Dale like para toda la vida! Jesús de
Archivo de audio MP3 6.9 MB

"Vosotros sois la sal de la tierra. Si la sal se desvirtúa ¿con qué se salará?... Vosotros sois la luz del mundo... Mt 5,13 ss

 

 

Si tú y yo somos la luz, el mundo de los niños y los jóvenes nos necesita. Es para ellos que queremos encender una luz en su camino para que la oscuridad no los atrape y puedan tener metas altas en su vida, puedan soñar en grande y conquistar todos sus sueños. 

 

Cuando María Mazzarello sintió la necesidad de una amiga en quien pudiera confiar y con quien pudiera compartir du vida, puso en juego su gran intuición para conocer a las personas y por eso pensó en Petronila Mazzarello.

 

La amistad entre estas dos jóvenes reunía las características de una verdadera amistad: confanza, respeto, ayuda desinteresada, lealtad y capacidad de sacrificarse la una por la otra.

 

La amistad les sirvió sobre todo para compartir la vida que querían entrgarle al Señor, sirviendo a las niñas del pueblo.

En la vida salesiana la amistad es una de sus características.

D. Bosco tuvo un gran amigo: Luis Comollo y Madre Mazzarello una gran amiga: Petronila Mazzarello.

 

La Santidad FMA.ppsx
Presentación Microsoft Power Point 14.5 MB

 

El Instituto de las FMA cuenta con numerosas Santas, personas que desde jóvenes supieron acoger en su corazón la llamada del Señor y fueron felices, hasta tal punto de vivir solo para Dios y al servicio de las jóvenes más necesitadas. Algunas de ellas son:

 

Sor María Mazzarello, Sor Magdalena Morano, Sor Eusebia Palomino, Sor María Troncatti, Sor Teresa Valsé, Sor Laura Meozzi, Sor Amparo Carbonell, Sor Carmen Moreno y Sor María Romero entre otras 

 

 

Frente a la realidad en que vivimos de descomposición social, violencia, marginación, globalización, injusticia y pobreza que raya en miseria, el mundo necesita personas transparentes que llamadas por Dios, sean capaces de entregar la vida para que las niñas, niños y jóvenes se formen capaces de desafiar los antivalores que la sociedad les presenta.

 

La realidad del mundo está retando a los jóvenes, son ellos los llamados a darle al mundo un rostro nuevo donde se hacen evidentes los valores de la fraternidad, la convivencia pacífica, la justicia y la solidaridad. Mamá Margarita vivió el azote de la guerra y por lo tanto experimentó el hambre y las dificultades de la pobreza. Esa situación llevó a entender cómo Dios la llamaba a permanecer al lado de D. Bosco cuando él quiso dedicarse a rescatar los muchachos más pobres y necesitados.

 

 

La vida ofrece muchos caminos para hacer el recorrido en búsqueda de la felicidad. Para algunos la felicidad está en tomar el camino de los negocios, para otras está en el deporte, la moda, la comunicación...


Jesús ofrece un camino de felicidad, de realización, se trata de vivir a su lado sirviendo a los demás. Hecer camino con Jesús es lanzarse a lo distinto, a lo nuevo... nunca se sabe que se encuentra pero sí se sabe qué siente y para dónde se va. Jesús siempre invita a que se le acompañe en su misión, sintiendo la compañía de su Palabra que fortalece.


Tanto D. Bosco como M. Mazzarello escucharon la voz de miles de jóvenes que aparecieron en su camino y que necesitaban de su orientación y compañía. Con ellos recorrieron las sendas del estudio, la formación, el deporte y la amistad.

 

 


Es el llamado que Dios hace a jóvenes que desean ser todas de Él, para vivir con Él, parecerse a Él y colaborar con Él en la extensión de su Reino. Es solo para jóvenes valientes que quieren marcar la diferencia y sentir que el mundo de los niños y los jóvenes las reclaman.

 

 

 

Un Proyecto de vida abundante de unidad, de comunión, de felicidad, "de Dios" : alcanzar la santidad siendo portadora de la bondad de Dios en medio de los niños, niñas y jóvenes con el estilo del Buen Pastor.

 

 

El camino del seguimiento de Jesús según el estilo de D. Bosco y M. Mazzarello. Un camino con metas volantes y con una única meta final prometida por D. Bosco mismo: "el Paraiso, la vida con Dios".

 

Un camino para recorrer en compañía de muchas Hermanas y jóvenes que llegan a nuestras casas. 

 

 

 

 

Semillas de esperanza, de Dios, que hay en el corazón de cada persona. Tantas semillas, tantas riquezas, tantas posibilidades... que corren el peligro de ser ignoradas, de no crecer, de no florecer y dar fruto. Ser sembradoras, ¡qué linda labor!... Sembrar semillas de Evangelio y ayudarlas a crecer y florecer para que den fruto.

 

 

Un hogar para quien busca una familia. Un hogar con puertas y ventanas abiertas al mundo del siglo XXI, un hogar para acoger a los niños, niñas y jóvenes necesitados de ayuda y comprensión.

 

Una familia en la que podrás hacer la experiencia del amor gratuito y en la que se aceptan las personas como son, en la que encontrarás cariño, apoyo y ayuda.

 

 

 

 

 

 

Ella la Maestra que nos enseña cómo tenemos que acercarnos a los jóvenes. Madre que auxilia a la Comunidad, que acompaña todas sus empresas y la sostirne. Discípula y misionera que nos invita a ser portadoras de Cristo y a entregarlo para hacer crecer el Reino de su Hijo Jesús.

 

 

 

El patio como lugar de encuentro , de conocimiento, de juego con los jóvenes. Un lugar donde se comparten ilusiones, alegrías, penas y esperanzas. Un lugar abierto a todos en el que nadie queda excluido. Un lugar donde se conocen los jóvenes como son y donde la "Palabrita al oído" puede ser una gran propuesta.

 

 

 

Un pan que llena tu vida y le da sentido.

El pobre y sencillo pan del muchacho del Evangelio que puesto en manos de Jesús pudo saciar el hambre de tanta gente. Siente la compasión de Jesús y coloca tus panes que son tus dones al servicio de los niños niñas y jóvenes que hambrientos claman por el pan que tú les puedes regalar

 

 

 

 

Un lugar donde tu puedes intimar con Jesús, allí ante la Eucaristía tú podrás encontrar lo que necesitas. Jesús está disponible para ti, Él será fortaleza, amistad, consuelo y Amor. Toda Casa Salesiana tiene una capilla donde se ora y un Sagrario que ocupa la parte más importante, donde la Eucaristía y la Palabra son el principal alimento que se te puede ofrecer.

  

 

Si quieres conocer la Madre, Maestra y Guía de toda vocación salesiana pídele a la Virgen María que te enseñe a decirle SÍ al Señor como lo dijo Ella.

 

"HÁGASE EN MÍ SEGÚN TU PALABRA"


A la vida Gen 1,27

A ser personas Gen 1,26

A anunciar el Reino Mt 10,7  

Jos 8,30 - 34;   Jer 31, 31 -34 

A ser cristianos Mt 28, 18 - 20

A la conversión 8,1 - 11

Al perdón  Mt 18,21 - 22

A una misión Mt 18, 19 - 20

A ser sus hijos I Jn 3, 1; Gal 3,26;   Ef 1,5

A la Alianza Gen 12, 1-3; Ex 20, 22 - 24; 

A ser sus discípulos Mc 3,13 - 15; Mt 28, 19

Al amor Mt 22,37 - 39

A la libertad Gal 5,13

A ser santos Mt 5,48

A ser felices Mt 5,1 - 2

A ser testigos Mt 10,32


¡¡¡TODA LLAMADA EXIGE RESPUESTA!!! 

 

 

Te proponemos emprender un proceso de ACOMPAÑAMIENTO VOCACIONAL. El acompañamiento vocacional es el tiempo del encuentro con la Comunidad donde se discierne el llamado vocacional a la Vida Religiosa.

 

A veces, no es posible salir de dudas e inquietudes porque no se pueden ver las cosas desde fuera, por eso es necesario una compañera de camino que nos ayude a clarificar aquellas cosas que para nosotras son fundamentales para seguir al Señor

 

Los objetivos del acompañamiento Vocacional son: 

 

  1. Acoger tu vida y la de los otros como Don de Dios, y animarte a discernir el plan de Dios sobre tu vida
  2. Tener un encuentro atractivo y personal con Jesucristo.
  3. Acompañarte en el discernimiento

 

Tienes que tener en cuenta que los protagonistas principales en el
acompañamiento vocacional son el Espíritu Santo y tú. Que el acompañamiento es una posibilidad de crecer pues “toda vida es vocación” (Pablo VI. PP 5). 

 

La Virgen pasó la mayor parte de su vida haciendo cosas pequeñas y corrientes que no tienen historia. Lo que Ella hacía es lo que haces tú. La vida de María es la de una mujer que siempre le dice SÍ al Señor.

 

En aquel pequeño pueblo de Nazaret, su ocupación habitual era el trabajo. Un trabajo muy común; el de una mujer sencilla, pobre, que se ocupaba de la casa. Rezaba, cosía, cantaba, lavaba los platos, iba a la fuente por el agua...

 

Sí, la vida de María era un conjunto de pequeños actos, porque la santidad no consiste en hacer cosas extraordinarias, sino en hacer extraordinariamente bien las cosas pequeñas y ordinrias de cada día: cumplir con el deber y hacer la Voluntad de Dios.

 

No olvides nunca: ¿Tienes una Madre!.

Tocaron a mi puerta. Y sentí ganas de abrir. Al principio no sabía de qué se trataba... pero un calor dentro de mí junto a una paz infinita me decía que ya era hora de abrir mi corazón a esa persona la cual estaba esperando ser atendida.

 

¡Y dije ¡SÍ! mucho no entendí ni todavía entiendo, pero ahí estabas, mi Señor. Esperando que mi alma respondiera a tu llamado. Y me diste la gracia de responderte y entregarme para emprender juntos este camino al cual hoy me llamas.

 

Es que cuando Jesús toca a la puerta hay que abrir el corazón totalmente dispuestas a entregarnos por completo. Hay mucho de renuncia en esta entrega y cuesta la vida muchas veces. Pero este camino ¡VALE la PENA! El seguir a Jesús me dio la felicidad que siempre esperé, que siempre buscó mi corazón.

 

Y no importa lo que tenga que dejar o renunciar, el amor del Señor es lo primero. Se que El siempre me lleva de la mano aún sabiendo que vendrán tiempos de prueba, de soledad y de prueba. Con su Amor todo tiene un entido, tendré una mirada diferente que me hará ir hacia adelante sin mirar hacia atrás.

 

 

Se puede afirmar que la Vida Consagrada es una relación de Amor con Jesús, por la que la persona se entrega a Él de manera plena, exclusiva y permanente.


La verdadera razón de la disponibilidad y entrega de las personas Consagradas es la capacidad de amar , porque viven en contacto constante con la fuente del Amor, Jesucristo.


Ellas no dejan de amar, aman más y mejor porque nada ni nadie las condiciona

 

Si otras han podido ¿por qué yo no? Es cuestión tuya y solamente tuya. Otros podrán decirte muchas cosas pera la última palabra, la decisión es tuya.

 

Necesito de Ti, Señor, para concretar el ideal que traigo en el corazón; búscame en el espacio que Tú quieras como lo hiciste con los apóstoles en el lago de Galilea, porque estoy dispuesta a escucharte siempre. Oriéntame como Tú sabes hacerlo porque no quiero equivocarme en el camino.

 

Necesito de Ti, Señor, para elegir con más seguridad, para responderte como Tú quieres, para dejarlo todo y seguirte, como lo hicieron tus íntimos amigos.

Necesito de Ti, Señor, para vencer las dificultades, para ser generosa en la respuesta, para asegurarte mi amor de joven y estar contigo para siempre al estilo de María Mazzarello.

 

Jesús es la máxima razón de mi vocación salesiana. En Él encuentro el camino y la meta para ser feliz


Un elemento constitutivo de la vocación es el don de sí mismo a Dios. Nace de la generosidad y del amor maduro hacia el Señor en un ambiente de libertad interior.

 

Mientras el primer elemento “LA LLAMADA” depende totalmente de la Voluntad de    Dios y el segundo “LAS CUALIDADES” depende de un don hecho por Dios y de la buena voluntad personal para corresponder a este don, este ÚLTIMO ASPECTO depende, claro, de la gracia de Dios, pero    sobre todo de la generosidad personal. El encuentro con “el joven rico” en Mc 10,17 así nos lo confirma.

 

A veces algunas circunstancias pueden influenciar o incluso ser determinantes para tu respuesta, pero recuerda bien que el primer interesado de que tu vida llegue a buen puerto y exactamente a la meta para la que Él te creó con infinito amor… es Dios.

 

De aquí la grandísima esperanza y confianza en Él, ya que es con su ayuda    con la que cumpliremos la misión que nos confía. Dios está siempre de nuestra parte. Es el primero en creer y apostar por nosotros. Puedes estar segura de que te dará todas las gracias que necesitas para responderle con un decidido y alegre “SÍ”.

 


El que es llamado debe tener las cualidades necesarias para ser capaz de responder al Señor, y en un buen discernimiento esto constituye un punto importante para verificar la autenticidad de la vocación.

 

Dios no llama a una persona sin dotarla de los elementos que le hacen apta para seguir su camino. Dones, habilidades, capacidades personales… son en realidad un regalo que Dios te da por Amor, haciéndote capaz de amar de una manera particular, y dándote así la capacidad de responder con la confianza necesaria para hacerlo plenamente.
  
Estas cualidades dadas por Dios son físicas, caracteriológicas, morales y espirituales. Los dones de Dios se encuentran en todos los ámbitos de la persona y, con el tiempo, están destinados a crecer y madurar. La acompañante debe ayudar a identificar estas cualidades y, en cierto sentido, echar luz en el ámbito personal de la que se siente llamada para que la vocación (llamada) no se quede en potencia. En realidad estas cualidades también se pueden “enterrar” y hacer queden estériles: el egoísmo y la pereza son la cal viva que quema el terreno.

 

La buena semilla muere y el fruto no madura, es más: nunca crecerá. Hay que tener en cuenta que la formación puede, con un buen método y con el tiempo, hacer madurar mucho unas cualidades que a primera vista parecían dar pocas garantías. Nadie nace “hecho” del todo, pero todos tenemos que dedicarnos con alegría y una buena dosis de madurez al trabajo de nuestra mejoría y transformación. 

 

 

¿Siendo Salesiana se puede ser misionera?. Claro que sí. Nuestro Instituto es educativo misionero. Tenemos cantidad de misiones siempre con los niños y los jóvenes. Misiones "Ad gentes" a las que podrás ir una vez que hayas profesado y que tengas las cualidades requeridas para este tipo de misión. Basta que hagas una petición a la Superiora General del Instituto quien seguramente te la va a aceptar. 

 

La Familia Salesiana cuenta con numerosos Santos, Beatos y Siervos de Dios, personas que de jóvenes supieron acoger en su corazón la llamada del Señor y fueron felices, hasta tal punto de vivir solo para Dios y al servicio de niños, niñas y jóvenes.

 

Soy caminante y en mi camino puedo tomar atajos, esquivar peligros, subir cuestas; puedo llegar a la meta o desviarme hasta el fracaso.

 

Soy joven y empiezo a abrirme a la vida, necesito como todo buen caminante saber de dónde vengo, por dónde debo pasar y a dónde quiero llegar.

 

La ruta que emprenderé será la de una gran aventura. Lo primero que tengo que hacer es contar con mis cualidades y mis limitaciones. Miraré la meta que me propongo alcanzar, lo que realmente quiero para mi vida y así empezaré a caminar...Tendré que enamorarme de mi sueño, pues he visto que los que se enamoran de las montañas, no dejan de esforzarse por alcanzar la cumbre.

 

Si llego a enamorarme de la causa de Jesús, de su vida y de su estilo, para ver todo como Él lo ve, nada me hará retroceder para seguirlo cueste lo que cueste.

 

Yo también seguiré adelante aunque muchos me digan: ¿Eres loca?. Tú que tienes tantos valores para triunfar en la vida, ¿te vas a encerrar? ¿a perder el tiempo? ¿a rezar todo el día?  ¿a perder tu juventud, cuando debes disfrutarla al máximo? ¿por qué no entras a la Universidad? ¿por qué no haces una carrera para que seas alguien en la vida? o ¿es que estás decepcionada?

Y yo respondo: aunque muchos cuestionen mi vida porque no entienden, ¡¡¡YO SEGUIRÉ ADELANTE!!!

Cuenta la historia que había en Galilea un pescador de nombre Pedro, un hombre impulsivo, extrovertido, que había nacido para ser un líder.

Un día al amanecer, Jesús pasó cerca al lago y al verlo allí con su hermano Andrés echando las redes para pescar, les dijo: "síganme y yo haré que ustedes sean pescadores de hombres". Al momento, ellos dejaron las redes y siguieron al Maestro. (Cfr. Mc 1,16-17).

Pedro a pesar de todo era un hombre humilde, reconocía sus errores y por eso Jesús lo nombró cabeza de su Iglesia. Así llegó Pedro a arriesgar su vida por el Señor, hasta morir crucificado. 

 

 Jesús, mi mejor amigo, Tú sabes que quiero seguirte...

Que la vida Salesiana me atrae y apasiona; no permitas que nada ni nadie se interponga en mi camino y que yo sea capaz de elegirte libremente.

Conserva, en mi corazón de joven tu llamada y haz que pueda darte una respuesta, conservando tu amistad que es tan fiel.

Hace muchos años , por los caminos de Israel, con una túnica sencilla y un par de sansalias, o a pie descalzo cargado de Amor y de misterio, un hombre caminaba... su nombre era Jesús.

 

Muchas veces  se detuvo a orillas del mar de Galilea y allí llamó a quienes fueron sus primeros seguidores.

 

El llamado de Jesús a orillas del lago, está indicando el lugar preciso donde se encuentran unas determinadas personas en sus tareas de cada día.

 

Estos hombres que fueron llamados por Jesús ,dejaron todo lo que tenían y se fueron con el Maestro para cumplir una misión determinada.

 

También en los sitios que tú frecuentas: calle, centros comerciales, discotecas, piscinas etc, puede llegar Jesús a llamarte. ¡Pónle cuidado!... ¡Escúchalo!...

Todas las personas igual que Pedro, son llamadas por el Señor para colaborar con Él, para hacer crecer el Reino de Dios en el mundo.

También a ti te toca descubrir la llamada que el Señor te hace. Tienes que estar atenta porque el pasa y como a Pedro te llama.

Si Pedro no hubiera escuchado al Señor cuando lo llamó cerca del lago de Galilea seguramente no habría llegado a ser el apóstol que Jesús necesitaba para confiarle la Iglesia.

Lee Lc 6, 13-16 para que des la respuesta.

Aquí se te indica el número de letras que tiene cada uno de los personajes.

 

El apóstol afable        - 6 letras

 

El póstol sincero         - 9

 

El apóstol ppráctico    - 6

 

El apóstol disponible   - 5

 

El apóstol misionero   - 5

 

El apóstol ardiente      - 15

 

El apóstol del amor     - 4

 

El apóstol traidor        - 5

 

El apóstol constante    - 5

 

El póstol desconocido  - 15

 

El apóstol de la duda   - 5

 

Todos ellos siguieron al Señor y fueron fieles discípulos.

 

 

D. Bosco y M. Mazzarello fueron dos personas que supieron escuchar al Señor cuando les dijo: "síganme". También ellos lo dejaron todo para responder al Maestro. 

 

D. Bosco: A usted ¿cuándo lo llamó el Señor para dedicarse completamente a los jóvenes?

 

"El inicio de mi vocación ya lo conoces, a los 9 años cuando tuve el primer sueño; fue allí cuando Jesús me dio como Maestra a la Virgen para que me enseñara como debía entregarme al bien de la juventud, entonces yo le respondí con mi vida que hasta el último suspiro sería para mis jóvenes"

 

 

 

 

 

Y... tú, María Mazzarello, cuando sentiste el llamado del Señor?

 

Lo que me llevó a descubrir mi vocación fue la enfermedad y el amor que yo sentía por las niñas más pobres de mi pueblo. En mi corazón escuché al Señor que me pedía dejarlo todo para ayudarle a construir el Reino entre las niñas y jóvenes más necesitadas

En la escuela salesiana, Domingo Savio fue un joven que fascinado por la alegría que en ella reinaba, optó por vivir en la casa de D. Bosco hasta llegar a decirle: " D. Bosco: yo quiero ser en sus manos como el paño en las manos del sastre, para que Ud. haga un lindo traje para el Señor".

Domingo acogió en su corazón la llamada del Señor y por eso vivió siempre alegre, cumpliendo con el deber.

 

La Tela en manos de D. Bosco.mp3.wav
Archivo de Audio Wave 1.9 MB

 

 

 

  • Nació en Santiago de Chile
  • Desde muy joven en su vida se asoman Dios y el sufrimiento
  • Tenía una hermana pequeña muy traviesa llamada Amandina
  • Sabía lo que significa amar y dar la vida por los demás
  • Con un corazón tierno y generoso ofreció su vida 
  • Al morir dijo a su madre: "Por ti, mamá"

  

 

  

¿Qué le puedo responder al Señor cuando me llame?

 

Prestaré atención a quien me llama para entrenarme en la escucha y así ser capaz de escuchar al Señor  que también puede llamarme y no quiero que me encuentre distraida.

 

También en la época de D. Bosco una muchacha a quien cariñosamente llamaban Maín, se sintió llamada por el Señor para hacer con las niñas del pueblo lo mismo que D. Bosco hacía con los muchachos: formarlos como "Buenos cristianos y honestos ciudadanos".

Al encontrarse con D. Bosco y escuchar la propuesta de dedicarse a las niñas del pueblo, Maín le dijo Sí a Dios y fue así como fundó con D. Bosco el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora (Salesianas).

 

 

 

 

 

 MI VOCACIÓN: UNA PERLA QUE DEBO CUIDAR


Tantos quieren robar mi perla: la U, el éxito, el trabajo cuando sea profesional, tener dinero para gozar de la vida, la moda, los amigos etc, etc.

Una perla preciosa.ppt.pps
Presentación Microsoft Power Point 4.8 MB
  • Dios te llamaa la vida
  • Dios te llama por tu propio nombre
  • Dios te llama a ser imagen y semejanza de ÉL
  • Dios te llama a ser Iglesia
  • Dios te llama a la santidad
  • Dios te llama a la solidaridad especialmente con las personas más necesitadas
  • Dios te llama a ser feliz... ¿DÓNDE?

Dios  llama a todo  ser creado a la aventura de vivir. Él toma la iniciativa de llamarme a la vida y me entrega un plan, un camino propio que solo yo puedo recorrer para ser feliz.

 

En el amor de mis padres Dios me regaló la vida. Nací en el seno de una familia y tengo un lugar en el mundo y en la historia que solo yo puedo ocupar y construir.

 

De mi parte tiene que haber una respuesta a ese don de la vida a la que Él me llama. ¿CUAL ES MI RESPUESTA?  

 

 

Esta es la solidaridad verdadera: dar la vida para que otros vivan más.

¿No será ésta la solidaridad a la que Dios te llama?

¿Dónde quieres entregar tu vida?

¿No será para dar más vida a los niños y a los jóvenes? PIÉNSALO...

 

Un cambio en la vida de Pablo.ppt.pps
Presentación Microsoft Power Point 3.8 MB

 

 

 

Como la Virgen María quiero ser dócil para escuchar tu voz y dejar latir en mi joven corazón tu Palabra que es camino hacia la felicidad.


Como María quiero decirte SÍ, para hacer de mi vida lo que tú quieres de mí; solo pretendo que me acompañes en mi caminar y que me des la generosidad que necesito para darte una respuesta.

No soy yo la que elijo, es Dios quien me elige y yo le respondo.

El Instituto de las FMA solo necesita jóvenes enamoradas de Dios para hacerle todo el bien que se pueda a los jóvenes.

 

 

María Mazzarello solía decirle a las Hermanas de Mornés:

"Somos campesinas, pobres y sin instrucción pero Dios nos ha llamado a dedicarnos por completo y con todo amor a las niñas y jóvenes del pueblo"

 

A Don Bosco lo acompañó siempre la pobreza, fue un muchacho impaciente y acelerado, sin embargo Dios lo llamó y él, con docilidad fue moldeando su corazón al estilo del Buen Pastor, pues sabía que la misión que Dios le confiaba así se lo exigía

 

La música, el teatro y el deporte son expresiones de la alegría de las Casas salesianas en donde la presencia de Dios entusiasma y hace felices a los jóvenes. Y...¿tu quisieras participar en esta tarea como educadora de jóvenes? 

 

También hoy existen muchos ejemplos de «MATEOS», jóvenes  dispuestas a  dejar la mesa de sus seguridades para emprender un camino que solo ofrece la garantía de que Dios nunca falla, es fiel y cumple siempre sus promesas.

 

Las «MATEOS» de esta época, son aquellas jóvenes que contrariamente a las eternas indecisas dan un «SÍ» seguro,  sabiendo que la vida siempre y en cualquier lugar se esté, exige renuncias y sacrificios.

 Son las jóvenes que una vez que han sentido el llamado del Señor Jesús, no se quedan haciendo cálculos para ver si ganan o pierden. Responden con generosidad y afrontan con decisión las dificultades que se les presenta.

 

"Darle una respuesta al Señor Jesús es solo de jóvenes valientes"

                                               Benedicto XVI

La experiencia de MATEO el evangelista, como la de todos los hombres y mujeres que a lo largo de la historia han sabido dar un sí generoso, nos enseña que toda vocación es un riesgo. Es jugarse la vida por algo que nos puede hacer felices. Por eso:

 

¨       LAS «MEDIOCRES»  son  esas jóvenes que nunca se arriesgan por miedo a perder, jóvenes que nunca llegan a ser felices.

 

¨       LAS «ETERNAS INDECISAS» son las jóvenes que se pasan la vida sin llegar a decidir nada. Les gustaría decirle SÍ al Señor Jesús, pero les cuesta dejar la familia, los amigos y amigas, las cosas materiales que poseen.

 

 ¨      LAS «TOCAPUERTAS» son aquellas jóvenes que quieren ver todo muy claro, probar y conocer todas las posibilidades que existen para realizarse. Por desgracia, estas jóvenes se pasan la vida tocando las puertas de los conventos, pero nunca encuentran el camino que las satisface.

 

 ¨       LAS «CONDICIONALES» son las jóvenes que se sienten llamadas profundamente por el Señor Jesús y que quieren responder a su llamada pero colocan miles de “peros” y a todo le ponen condición. “ Yo sí quiero seguir al Señor Jesús, pero…”, Yo estoy dispuesto/a decirle sí a Dios, pero primero quisiera hacer una carrera”… Yo sí se que tengo vocación, pero … pero…”

 

¨        LAS «IMPETUOSAS» son las jóvenes que se entusiasman por un momento, pero cuando surge una dificultad se echan para atrás. Son jóvenes que en un momento de arranque dicen “SÍ” pero al poco tiempo ya están aburridas de ser lo que antes quisieron.

 

 

Y TÚ… ¿EN CUÁL GRUPO TE ENCUENTRAS? 

Ser joven es ser capaz de buscar orientación en la vida. Ser joven es abrirse al plan de Dios y entrar dentro del propio corazón para escuchar lo que el Señor quiere decirle.

La joven que no piensa seriamente en su futuro, en su vocación, termina equivocando su camino..


Ser joven es buscar no un montón de respuestas a las mil preguntas de la vida; es buscar la RESPUESTA a la vida. Ser joven es situarse con responsabilidad y generosidad en un proceso de crecimiento vocacional, en una búsqueda sincera del querer de Dios sobre la propia vida.


Cuando Dios llama al corazón de una joven, la propuesta que El le hace, exige una respuesta y ésta no puede darse si no entra en un clima de oración y de amistad con el Señor. Por eso toda joven llamada a la vida salesiana, es una persona capaz de orar, buscar orientación, y abrirse a la llamada del Señor.

 

 

 

Toda entrega tiene sentido, si se hace desde y en Jesucristo. Es desde Él, donde me puedo convertir en profeta, en signo de vida para los jóvenes. Con Él puedo asumir retos, emprender caminos, superar crisis... permanecer alegre. Sin Él, todo el castillo de tus ilusiones caerá.

 

La vocación salesiana tiene sentido porque está inspirada en la bondad de Dios, manifestada en Jesús, que quiere encarnarse a través de tu ser, para llegar a muchas personas sobre todo a los niños y a los jóvenes.

 

Un sólo corazón, una misma misión.wma
Archivo de música Windows Media 11.2 MB

 

 

Muchas veces me pregunto el por qué de mi existencia.

 

Cuántas más calamidades, desastres, injusticias, vicio e ignorancia aparecen a mi alrededor, más necesidad siento de definir mi vida...

 

¿Por qué existo yo?

 

¿Para qué?

 

¿Qué relación tiene mi pobre vida con este grandioso mundo?

 

El Padre me crea, con ilusión, con una misión que realizar: hacer del mundo verdad, justicia, salvación.

 

Tengo una misión especial, intransferible que debo realizar en mi corta existencia.

 

Por ella existo; por ella Dios me está dando las cualidades y posibilidades...

 

Mi única obsesión: SER FIEL a la misión de servicio entre los jóvenes.

 

  • A formar una familia
  • A la Vida Religiosa
  • A la Vida de soltera comprometida

 

“Nada te puede importar más que encontrar a Dios. Es decir, enamorarse de Él de una manera definitiva y absoluta. Aquello de lo que te enamoras atrapa tu imaginación, y acaba por ir dejando su huella en todo. Será lo que decidas qué es lo que te saca de la cama cada mañana, qué haces con tus atardeceres, en qué empleas tus fines de semana, lo que lees, lo que conoces, lo que rompe tu corazón, y lo que te sobrecoge de alegría y gratitud. ¡Enamórate! ¡Permanece en el Amor! Todo será de otra manera”.

P. Pedro Arrupe, S.J

 

JESUS TE LLAMAwmv.mp3
Archivo de audio MP3 4.9 MB

"¡Ánimo, jóvenes! ¡Cristo las llama y el mundo las espera! Recuerden que el Reino de Dios necesita su generosa y total entrega. No sean como el joven rico, que invitado por Cristo, no supo decidirse y permaneció con sus bienes y con su tristeza, él, que había sido preguntado con una mirada de Amor.`Sean como aquellos pescadores que llamados por Jesús, dejaron todo inmediatamente y llegaron a ser pescadores de hombres'.

 

Sientan la grandeza de esta misión, déjense arrastrar del todo por el torbellino en cuyo centro actúa Dios mismo, tengan plena conciencia de realizar una misión insustituible. No permitan que la insidia de la duda, del cansancio o de la desilusión empañen el frescor de la entrega".

Juan Pablo II 

Realmente la Vida Religiosa es una aventura maravillosa pero comporta riesgos ¿Por qué no arriesgarlo todo? Si Dios te llama a una determinada misión ¿por qué tienes miedo en seguirlo? Deja familia, casa y pueblo y vé donde Dios te indique.

Hay personas sensibles a la llamada de Dios, unas la aceptan con sencillez y compromiso, otros oyen su voz pero encuentran mil impedimentos o excusas para responder, a esto lo estamos denominando “cerrojos del corazón”, son los obstáculos, miedos, dudas, excusas que se anteponen al llamado de Dios.

Moisés fue uno de esos personajes que puso muchos obstáculos a la llamada de Dios, con sus excusas quería librarse de las exigencias y sus consecuencias. Al fin Moisés entendió que Dios no estaba buscando a alguien que pudiera hacer todo por sus propios medios sino que Dios buscaba a alguien que CONFIARA EN ÉL.

 La confianza en Dios por parte de Moisés transformó a este tartamudo en uno de los líderes más grandes en la historia en el pueblo de Israel. Por eso hoy te invitamos a que identifiques cuáles son tus “cerrojos” para que seas capaz de abandonarte y confiarte en las manos Dios así como lo hizo Moisés 

 

María Mazzarello, siendo todavía muy joven, se enfrentó a la gran encrucijada de tomar la gran decisión de su vida. Una de ellas fue después del tifo, pues sus fuerzas físicas ya no eran las mismas, entonces surge la pregunta: ¿qué hacer con mi vida? ¿Casarme? – no sirvo para ello. ¿Ayudar a las familias? Sí pero ¿cómo?... Y es entonces cuando Maín tiene la gran inspiración de aprender el oficio de modista y arriesgarse a abrir con Petronila, su amiga, un taller. Poco a poco llegan las niñas y empiezan a hacer por ellas lo mismo que Don Bosco hacía por los niños.

 

Cuando Don Bosco llegó a Mornés constató que aquellas muchachas que dirigía el Padre Pestarino (párroco del pueblo) en el Grupo de las Hijas de la Inmaculada eran excelentes candidatas para ser religiosas y para hacer realidad el deseo de aquella Señora, que en una ocasión, con rostro resplandeciente se le apareció y le dijo: “Cuida de ellas, son mis hijas”; por ello no duda en proponerles la fundación de un nuevo Instituto.

 

Quienes deseaban consagrarse al Señor como religiosas se llamarían Hijas de María Auxiliadora y quienes no, seguirían con Angela Macagno y se llamarían Nuevas Ursulinas. Llega para Marín otra oportunidad de discernimiento… pero Dios ya se había robado su corazón y cuando esto sucede, otras posibilidades empiezan a pasar a un segundo plano. Ella no lo duda, y con la certeza de lo que quería su corazón decide: “Si Don Bosco lo quiere, yo también”.

 

El Señor “llama siempre a los que quiere para que lo acompañen, y los envía a predicar a las gentes”(AG 23). Los llamados “son marcados con una vocación especial” y se distinguen por estar “dotados de un carácter natural conveniente, idóneos por sus buenas dotes e ingenio, dispuestos a emprender la obra misional, sean nativos del lugar o extranjeros: sacerdotes, religiosos o laicos”(AG 23).

 

Todas las hijas e hijos de Don Bosco somos vocacionalmente las/los “misioneros de las/los jóvenes”. María Mazzarello desde los inicios del Instituto, sintió la llamada de Dios a no quedarse en Mornés. El nuevo Instituto debía cruzar las fronteras con un carisma educativo y misionero, donde uno de los objetivos fundamentales fuese la educación integral de las jóvenes. Por ello, con la valentía y el riesgo que siempre la caracterizó no dudó en abrir esta puerta.

Rema mar adentro.pps
Presentación Microsoft Power Point 667.5 KB

 

En el COV empezamos nuestro proceso formativo, somos aspirantes, después seremos Postulantes, Novicias y llegaremos a ser FMA felices, para estar con las niñas, y las jóvenes que el Señor nos envíe.

 

 

En clima de fraternidad, trabajamos en comunión y compartimos todo entre nosotras y con las Hermanas: la oración, el trabajo, las comidas, los tiempos libres y las reuniones. Además estudiamos mucho y participamos con otros formandos en las clases de la CRC (Conferencia de Religiosos de Colombia)