La Reunión pre-sinodal que tuvo lugar en Roma del 19 al 24 de marzo de 2018 tuvo como objetivo dar la posibilidad a los jóvenes de presentar a los Padres Sinodales, que se reunirán en Asamblea en octubre de 2018 sobre el tema “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”, un documento en el cual expresen su punto de vista sobre la realidad, sus ideas, su sentir y sus propuestas. Participaron alrededor de 300 muchachos y muchachas en representación de los jóvenes de los cinco continentes.

Se deseo, sin embargo, implicar tanto como sea posible a los jóvenes de todo el mundo. Mediante las redes sociales, también aquellos que no participaron físicamente en la Reunión pre-sinodal podrán unirse a quienes estuvieron en Roma. Todos estuvieron invitados a participar en el relato colectivo y a hacer oír su voz, a fin de que los frutos de la Reunión pre-sinodal fuera una expresión, lo máximo posible, de todo el mundo juvenil.

Con este instrumento:

1.   Se deseó ponerse a la escucha de los jóvenes, activando canales donde contar y recoger experiencias que se consideran adecuados para motivar su participación.

2.   Se trata de adoptar los códigos y lenguajes que caracterizan la comunicación de los jóvenes hoy, a fin de que el diálogo con ellos sea lo más claro y eficaz posible.

3.   Se espera evitar tanto como sea posible las incomprensiones comunicativas. Se ha querido adoptar un lenguaje más inmediatamente comprensible para los jóvenes a fin de facilitar la comunicación: los jóvenes podrán expresarse en un lenguaje familiar para ellos y la Iglesia podrá transmitir su mensaje con una modalidad que permita recibirlo mejor.

4.   Se busca favorecer una mediación capaz de salir al encuentro de las inevitables diversidades culturales. Sabemos bien que no es lo mismo nacer y crecer en África que en Norteamérica, o en Europa que en Australia. Por lo tanto, se ha hecho un esfuerzo para encontrar un método que permita entrar en contacto con las diversas culturas y tradiciones del mundo.

 

 

ORACIÓN DEL PAPA FRANCISCO POR LOS JÓVENES
EN VISTA DEL SÍNODO DE LOS OBISPOS DE 2018 SOBRE EL TEMA:

«Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional»

 

 

Señor Jesús, tu Iglesia en camino hacia el Sínodo dirige su mirada a todos los jóvenes del mundo.

Te pedimos para que con audacia se hagan cargo de la propia vida, vean las cosas más hermosas y profundas y conserven siempre el corazón libre.

Acompañados por guías sabios y generosos, ayúdalos a responder a la llamada que Tú diriges a cada uno de ellos, para realizar el propio proyecto de vida y alcanzar la felicidad.

Mantén abiertos sus corazones a los grandes sueños y haz que estén atentos al bien de los hermanos. Como el Discípulo amado, estén también ellos al pie de la Cruz para acoger a tu Madre, recibiéndola de Ti como un don.

Sean testigos de la Resurrección y sepan reconocerte vivo junto a ellos anunciando con alegría que tú eres el Señor.

 

Amén.

Los jóvenes y Jesús. (Palabras del Papa Francisco)

 

¿De qué modo perciben los jóvenes del tercer milenio la persona de Jesús, tal y como nos lo narran las sagradas escrituras.

Algunos jóvenes de hoy y sobre todo pensando en aquellos que se encuentran alejados de la iglesia perciben desde fuera a un Jesús sufriente en la Cruz, que murió pero que no ha resucitado, como un hecho histórico y un personaje famoso.

Se conoce a través de las historias que otros cuentan más no a partir de su experiencia propia, se habla de Jesús pero no con Jesús, el joven hoy en día no se identifica con él porque encuentran un Jesús divinisado al que solo es posible acercarse en un templo y en un estilo de vida concreto.

 

Por otro lado y conforme a lo narrado en las sagradas escrituras se percibe en Jesús un modelo de vida coherente en el hablar y en el actuar, sencillo, humilde, cercano al necesitado, con una pedagogía clara que predica el amor y el perdón, es aquel que da sentido y plenitud a la vida, un horizonte a seguir, es el salvador y redentor del mundo