15 de enero

22 de enero

24 de enero

31 de enero

Eusebia surco frases.ppsx
Presentación Microsoft Power Point 4.8 MB

9 de febrero

25 de febrero

6 de mayo

Cantata - Jugando.mp3
Archivo de audio MP3 2.8 MB
Domingo Savio 02.pps
Presentación Microsoft Power Point 1.5 MB
Quiero ser santo.mp3
Archivo de audio MP3 2.9 MB
Alegría.mp3
Archivo de audio MP3 3.3 MB
Yo quiero ser santo.pps
Presentación Microsoft Power Point 2.0 MB
La Tela en manos de D. Bosco.mp3
Archivo de Audio Wave 1.9 MB

9 y 13 de mayo

El 9 de mayo es el cumpleaños de Madre Mazzarello y el 13 es su fiesta

13 DE MAYO - FIESTA

A ti te las confio.mp3
Archivo de audio MP3 8.2 MB
Caminos de luz MM.pptx
Presentación Microsoft Power Point 3.9 MB

FRASES DE M.M.

 

 

 

 

 

 

 

Este año celebramos los 150 años de la Basílica de María Auxiliadora construida por D. Bosco.

 

Reflexiones del Rector Mayor para cada día

SUEÑO DE LOE NUEVE AÑOS.

 

El propio Don Bosco escribe: “No sé lo que me sucedió en ese lúgubre suceso. Solo recuerdo y es el primer hecho de la vida, donde todos salían de la habitación del difunto, y yo quería quedarme.

 

Ven Juanito, ven conmigo, repetía la madre triste. “Si papá no viene, no quiero ir”, respondí.

- Pobre hijo, dijo la madre, ven conmigo, ya no tienes padre.

Dicho esto, rompió a gritar, me tomó de la mano y me llevó a otro lado, mientras yo lloraba porque estaba llorando. Porque a esa edad ciertamente no podía entender cuán grande era la pérdida de su padre”.

 

Desde ese momento, Juanito y sobre todo Don Bosco, había entendido que en la vida siempre hay dos madres: la gran mamá Margarita y la Virgen del cielo. Es hermoso ver que en la cúpula de la Basílica de María Auxiliadora, ella tiene la mano extendida para llevarla a todos sus hijos, a nosotros, y ha sido lo mismo para Don Bosco. 

 

Él tenía la convicción que siempre fue acompañado y guiado en su vida por la madre del

cielo, María Auxiliadora.  

DULZURA Y PERSUACIÓN

 

 

 María se ha ganado realmente el título de Auxiliadora porque es madre que ayuda y aconseja, fue así con Don Bosco, con nosotros los salesianos y con toda la familia salesiana es este un consejo, para acercarse siempre más a los niños y jóvenes con la hermosa propuesta de la dulzura y la persuasión, es el consejo de una madre amorosa, una madre que nos dice: no temas, estoy aquí contigo.

CUIDA DE ELLAS...

 

En Turín, había personas que se ocupaban de niñas abandonadas y explotadas, conocemos y recordamos a la Marquesa Barolo, a Francesco Di Bruno o a Pietro Verla un  ayudante de D. Bosco.

Tenemos que reconocer que al principio Don Bosco había puesto todas sus energías en pensar a sus jóvenes, pero muy pronto Nuestra Señora le muestra esta necesidad, junto con la inspiración que proviene del Espíritu Santo y la genialidad de D. Bosco, encontramos la gran figura de María Dominga Mazzarello, nacida en las mismas colinas.   

 

Don Bosco ve inmediatamente la delicadeza de esta mujer y así comienza esta bella realidad del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora que crece y florece.

UNA IGLESIA MUY GRANDE

 

Nótese que las tres iglesias del sueño – que se pueden admirar todavía hoy – no existían todavía y que don Bosco no conocía ni siquiera el terreno sobre el cuál se construirían. En el sueño, María precisa también cómo debe ser la Basílica: un lugar donde Dios debe ser honrado de modo muy especial. Por encima del cuadro que todos conocen, en la Basílica, aparece tímidamente una re - presentación tradicional de Dios Padre. No debemos nunca olvidar que la casa de María es, antes de todo, casa de Dios

LOS CARAMELOS DULCES Y EL AMOR.

 

Una noche, D. Bosco soñó que pasaba por una avenida de la estación y vio a una mujer que hacía y vendía caramelos. “Son para los salesianos”, dijo la mujer. Eran caramelos de varios colores, algunos eran blancos, otros rojos, otros negros. Sobre los caramelos vi una especie de azúcar glaseada, que parecía gotas de lluvia o rocío recién rociado y esta lluvia estaba salpicada de manchas rojas en alguna parte. D. Bosco narra: Le pregunté a la mujer: ¿se pueden comer estos caramelos? Sí, me dijo. Y me entregó.

 

Pero... ¿y qué significa que algunos de estos dulces son rojos, otros negros y otros blancos? Y aquella mujer dijo: “El blanco cuesta poco esfuerzo, pero pueden mancharse fácilmente; los rojos cuestan la sangre; los negros cuestan la vida. Quién gusta de estos dulces no conoce fatiga, no conoce la muerte”.

 

“¿Y aquello que tiene azúcar glaseado que significa?” «Es un símbolo de la dulzura del Santo que te aferras para imitarlo. Ese tipo de rocío significa que tendrás que sudar y sudar mucho para que preservere esta dulzura, y que a veces incluso la sangre debe ser derramada para no perderla”. Yo, asombrado, quería seguir haciendo preguntas, pero ya no me respondía no habló y yo continué mi camino.

 

Todos mis pensamientos eran sobre lo que había escuchado. Pero, di solo unos pasos, y me encontré con Don Picco y con otros sacerdotes, todos aturdidos, todos mortificados: “¿Qué ha pasado?”, Les pregunté.

 

E insistí en preguntar qué era lo nuevo: “¡Si lo supieras! ... ¿Has visto a esa mujer que estaba haciendo dulces?” “Sí! ¿Y con eso?“ ”Bueno, él me dijo que le recomendé a sus hijos que trabajen, que trabajen. Decía: encontrarán muchas espinas, pero también encontrarán muchas rosas: diles que la vida es corta y que la cosecha es abundante”.

MÁS ALLÁ DE LOS RIOS, EL MAR Y LOS BOSQUES

 

 

Es hermoso lo que se encuentra en el boletín de septiembre de 1887. Cuando el P. Carriero fue a buscar un hospicio al gobierno porque ofrecían a los salesianos.

 

Se cuenta que uno de los muchachos le dijo al P. Carriero: “Dos años esperando a un padre”. La otra narración es esta en la ciudad de Valparaiso, ofrecían una casa con doscientos muchachos para darles educación, prestarles atención, y dijeron: “Afortunadamente, hace mucho tiempo que esperamos, ahora tenemos un papá”. Es agradable escuchar al propio Don Bosco comentar estos sueños. Él mismo dice: “Cuando los salesianos lleguen a China y se encuentren en ambos lados del río”pasando por las cercanías de Pekín llegarán a la orilla de la izquierda, de la parte del gran imperio y los otros en la orilla derecha en el lado de la Tartaria.

 

Y unos se encontrarán para estrecharse la mano, qué gloria para nuestra Congregación. Pero el tiempo está en las manos de Dios”. Esto es muy hermoso porque nos habla de una realidad misionero de nuestra Congregación y de nuestra Familia Salesiana. Esto forma parte de nuestra vocación, así como el ser llamado a ir a las periferias del mundo, porque hemos nacido en un periferia

BAJO EL MANTO DE LA VIRGEN

 

Es muy hermoso en esta narración cuando vemos a la Virgen llena de luz y con una hermosa sonrisa que dice: “Yo amo a los que me aman”. Los salesianos de Francia recibieron una carta de Don Bosco en la que le decía que no tuviesen miedo y ellos respondieron: “Pero Don Bosco, ¿Cómo haces para estar tranquilo entre tantas dificultades?

 

Y D. Bosco les responde: “Nuestra Señora siempre responde a nuestro afecto y puedo asegurarles que si la Congregación continúa siendo devota y fiel las obras salesianas nunca tendrán graves dificultades”

EL  SUEÑO DE LAS DOS COLUMNAS

 

 

El Siervo de Dios el Cardenal Schuster, Arzobispo de Milán, le dio tanta importancia a esta visión, y un día le dijo a un salesiano: “Vi la visión de las dos columnas reproducidas.

Dile a tus Superiores que lo reproduzcan en estampas y postales, y difúndalo en todo el mundo católico, porque esta visión de Don Bosco es muy oportuna: la Iglesia y el pueblo cristiano se salvarán con estas dos devociones: la Eucaristía y María Auxilio de los Cristianos”.

 

Hoy, la Iglesia de Jesús es atacada por oleadas cada vez más violentas. María Auxiliadora, Madre de la Iglesia, tenemos necesidad absoluta de tu presencia materna. Necesitamos de Jesús que llevas brazos, de la fuerza de la Jesús Eucaristía, de la valentía de repetir “Creo” en cada circunstancia de nuestra vida.

EL LLANTO DE D. BOSCO

 

El llanto de Don Bosco fue el 15 de mayo de 1887. Un día antes, la Basílica fue consagrada, y Don Bosco deseaba celebrar la Eucaristía en el altar de la Virgen. Una vez que inició emocionado la celebración, Don Bosco comenzó a llorar y llorar.

 

Los que lo acompañaron estaban preocupados. Al final de la celebración P. Miglietta, su secretario, le dijo: ¿Don Bosco le pasa algo? ¿Se siente mal? ¿Está enfermo? Y Don Bosco le respondió: “He pensado en el sueño de los nueve años, veía a mi madre, a mi familia, decir cosas sobre el sueño.

 

Hoy veo claramente lo que la Virgen me dijo - “A su tiempo lo comprenderás todo”. Don Bosco se sentía emocionado de la misión realizada durante toda su vida, hablaba de cómo Don Bosco veía a la Virgen que la había acompañado

 

24 DE MAYO

Canción a María.mp3
Archivo de audio MP3 3.4 MB
Caminamos por la vida.mp3
Archivo de audio MP3 1.5 MB
Auxiliadora 01.ppsx
Presentación Microsoft Power Point 2.6 MB
Ave María en 5 versiones.pps
Presentación Microsoft Power Point 2.5 MB
Ave María.wma
Formato de video Windows Media 4.1 MB