El Capítulo General de la FMA, se inicia en Roma el 22 de septiembre de 2014 en la Casa general.

«El tema se sitúa en el horizonte de la nueva evangelización y en el contexto de las problemáticas ligadas a la falta de fe, de relaciones, de referencias significativas, de un ambiente donde sentirse en casa». 

El término casa se asume en el significado de un modo de ser y de ser en relación, de un clima humano y espiritual en la confianza, en el diálogo intergeneracional, en la escucha y en el enriquecimiento recíproco. Es una metáfora del estilo salesiano vivido en la comunidad educativa abierta al entorno. 

“«La casa  en la tradición salesiana es ambiente de familia formado por FMA, jóvenes, laicas y laicos; es clima de corresponsabilidad que favorece el crecimiento de las personas, potencia la alegría, es espacio de anuncio de Jesús y es llamada vocacional .

Es experiencia de comunión en el estilo del Sistema preventivo, que dilata los horizontes de la misión a instancias de la Iglesia y del territorio. Es importante que en ella los jóvenes se sientan felices y sean con nosotros protagonistas activos, implicados en la misión evangelizadora sobre todo en medio de los demás jóvenes». 

 

El Capítulo General es la máxima autoridad que se ejerce en todo el Instituto mientras está en acto. Por lo tanto compete a las hermanas convocadas a participar al CG:

Elegir la Superiora general y las Consejeras generales que tendrán el rol de animación y gobierno por los próximos 6 años.

 

Tratar el tema del Capitulo en todas sus dimensiones teniendo en cuenta la pluralidad de los contextos y  realidades particulares y mundiales, para una presencia cada vez más eficaz en la Iglesia y en el mundo.

 

Responder a la pregunta ¿qué quiere el Señor de nosotras, del Instituto en este momento de la historia? Indicando líneas operativas, confiando que cuanto se establece en la asamblea capitular,  dependerá del compromiso y responsabilidad de cada Hija de María Auxiliadora en su actuación concreta en cada comunidad, cada país, cada Inspectoría,  en los siguientes 6 años, antes del próximo capítulo general.

 

 

 

 

 

 

                    Sor Nubia González

         

                               Provincial

 

 

 

 

Sor Lucrecia Uribe

 

Delegada por la Provincia

 

 

 

 

 

 

 

 “Ser hoy con los jóvenes

casa que evangeliza”

 

 

 

El momento oficial de la inauguración se inicia con el desfile de las banderas, todo el mundo de las fma es interpelado a vivir el acontecimiento capitular como un momento importante en el camino del Instituto. Por ello se canta con sentimiento y participación la invocación en el Espíritu Santo.   

 

La Madre Yvonne Reungoat da la bienvenida a todos los presentes:

 

"El tema del Capítulo - ser hoy con los jóve nes casa que evangeliza - será el centro de la oración, de la reflexión y del discernimiento que compartiremos en la Asamblea capitular.

 

Este tema responde  al núcleo más profundo de nuestra identidad carismática y está en sintonía con el camino de la Iglesia relanzado por el Sínodo de los Obispos sobre la Nueva evangelización y por las exhortaciones del Papa Francisco, que invita a los jóvenes a ser protagonistas de su vida, artífices del presente y del futuro de la Iglesia y de la sociedad. 

 

Invocamos sobre nuestra Asamblea el auxilio de María, de los Santos y Beatos de la Familia Salesiana, de toda la Iglesia. Gracias a todos por vuestro apoyo en el camino que estamos iniciando". 

 

El Cardenal João BRAZ de AVIZ, Prefecto de la congregación para los Institutos de Vida consagrada y las sociedades de Vida apostólica, ha dicho: «Que el Padre habite con vosotras: si os sentís a casa, sois casa también para los jóvenes».

 

Don Ángel Fernández Artime, Rector Mayor de los Salesianos de Don Bosco, saluda a las Capitulares: 

Querida Madre Yvonne, queridas Hermanas Capitulares:

«Es para mí un honor y una alegría estar presente entre vosotras en la apertura del Capítulo general XXIII del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora. Este se realiza en un momento histórico de gran importancia como es el inicio de la celebración del “Bicentenario del nacimiento de Don Bosco”, evento que coincide con el año dedicado por el Santo Padre a la Vida consagrada.


El encuentro con los jóvenes se transforma para nosotros en el lugar apostólico del encuentro con Jesús. El Señor os bendiga. Mi deseo es que podáis ser realmente hoy con los jóvenes casa que evangeliza. Feliz y fecundo Capitulo General».

 

Son muchos los representantes de grupos de la Familia Salesiana presentes que en sus saludos han manifestado su cercanía al Instituto, subrayando la importancia del tema elegido.

Dos jóvenes de la Inspectoría romana, Jacobo y Anna, en nombre de todos los jóvenes del mundo presentan sus buenos augurios a las FMA.

 

Anna. Finalmente, a vosotras que sois mujeres consagradas, os pido que sigáis siendo madres que corrigen, educan y abrazan a los jóvenes. Como María que es Mater Dei y madre de todos nosotros, no os rindáis frente a aquellos jóvenes que parece que no os escuchan, porque podrían ser los primeros en llevar a la práctica vuestras enseñanzas. Sed exigentes sin miedo de serlo demasiado y sed dulces y cariñosas sin miedo de serlo demasiado poco. 

 

Jacobo. Os deseamos que a través de los trabajos del Capítulo General, podáis abrir nuevos caminos de evangelización, para hacer que los jóvenes sean cada vez más no huéspedes, sino hijos de la casa de Dios. Sed siempre para nosotros profecía de la esperanza en Jesús. 

 

¿Tienes un mensaje para los jóvenes del mundo?

A cada joven del mundo quisiera decir: "Dios vive en ti, te quiere mucho y también yo, con Don Bosco y María Dominica Mazzarello, te quiero mucho. Párate un poco para escuchar y encontrarte a ti mismo en lo profundo de tu corazón, donde Dios te espera para darte su amor.

Ten la valentía de salir de ti mismo y experimentar la verdadera alegría y el significado de tu vida. La Iglesia, Don Bosco y María Mazzarello te necesitan. Cuando puedas sal de la red y podrás descubrir y construir relaciones más humanizadoras, auténticas, hermosas y duraderas, dando y recibiendo amor.

"Viva Jesús y María" a todos los jóvenes del ambiente salesiano, sed conscientes de la presencia de Dios y de María Auxiliadora en vuestra vida y en la de vuestros amigos". 

  

Los retiros espirituales son un tiempo de silencio y escucha de la Palabra de Dios, para entrar en diálogo profundo con el Espíritu Santo, único protagonista de cada proceso de discernimiento.

 

Del 10 al 17 de septiembre todas las hermanas Capitulares se han reunido en Mornese, donde han podido alcanzar las fuentes carismáticas de Madre Mazzarello y sumergirse en un clima de reflexión y fraternidad, en contemplación de los dones de naturaleza y gracia continuamente concedidos por el Señor. 

 

Durante el tiempo de los ejercicios, la oración personal, la meditación, pero también los momentos de fraternidad han dado de nuevo una carga de entusiasmo para emprender el camino capitular, etapa importante en la vida del Instituto.

 

I Mazzarelli, el Colegio, la Valponasca son lugares simbólicos y carismáticos que fortalecen el sentido de pertenencia al Instituto nacido aquí... 

Teniendo en cuenta que quien trabaja en la evangelización siempre debe confrontarse con culturas y mentalidades diferentes Mons Thomas predicador de los retiros dijo: "Debemos permitir a las personas y a las comunidades ser diferentes; y tenemos necesidad de diferentes enfoques para educar a las personas en la fe”. 

 

Continuando con su meditación Mons. Thomas afirmó: "La evangelización es la mano extendida de un amigo amable para ayudar; es una palabra de ánimo y aliento de un hermano/hermana que cuida. Es un privilegio ser llamados a ayudar en este servicio, y hacerlo como Jesús; porque Jesús es el mensaje. (...) Lo primero que hay que hacer, si somos verdaderamente celosos de la evangelización, es entrar en la vida de las personas. No podemos organizar este importante trabajo manteniéndonos al margen, a distancia”. 

  

Don Bosco también sabía entrar en la vida de las personas: jóvenes, niños, familias; por las calles, las casas, en cada situación de la vida. "Si queréis ser buenas misioneras – exhorta el prelado - debéis involucraros en la vida de las personas, felices de poder acogerlas en vuestra casa, hacer que se sientan como en casa.

Seréis también felices al visitar a las personas en sus casas para entrar en diálogo con ellas, discutir sobre cosas de interés común; os interesaréis por sus hijos y su educación, por sus campos y la cosecha, sus problemas económicos, sus incertidumbres, tensiones internas y búsqueda de la paz, sus problemas espirituales y aspiraciones religiosas. Vuestra conversación podrá entrar en niveles más profundos y en temas de auto-comprensión de la presencia de Dios en sus vidas. En estos momentos es cuando Dios revela su rostro a las personas y nuevas comunidades. Y los milagros ocurren”.  

Después de la Misa, la Madre y las hermanas del Consejo han ido al altar de Don Bosco, donde y la Madre Yvonne ha rezado esta oración:


“De los 5 continentes y de 94 naciones estamos aquí delante de ti, Don Bosco, para reavivar en nosotras la fuerza del Da mihi animas que nos has dejado como la más preciosa herencia. Somos monumento vivo de tu gratitud a María Auxiliadora, inspiradora, guía, maestra y piedra angular de todas nuestras comunidades esparcidas por el mundo.


En ella, Madre y auxilio poderoso, redescubrimos nuestra identidad de Hijas. Te rogamos, por su intercesión, que bendigas a nuestra Asamblea capitular en la búsqueda apasionada de la voluntad del Dios sobre el Instituto para ser hoy con los jóvenes, verdaderamente, casa que evangeliza."  

 

 

 

 

 

Finalmente confían a Madre Mazzarello el evento  del CGXXIII expresando la petición "para ser confirmado en la certeza de que el Instituto le pertenece a usted, para devolver la esperanza, el abandono a la Providencia, la fidelidad en todos los días que se nos permite vivir ".

Mornese (Italia). Con la ayuda del silencio, contemplando el lenguaje sencillo y misterioso de la naturaleza, las hermanas capitulares han sido invitadas a recorrer junto a María Dominga Mazzarello, el camino que lleva a la Valponasca, para redescubrir el sentido profundo de Dios que impregnaba su vida.  

"Caminamos como peregrinas hacia la casa de la contemplación y de la adoración de Jesús presente en el tabernáculo de nuestra vida, en la vida del instituto y de los jóvenes" es la invitación dirigida a todas antes de ponerse en camino.  

El día ha sido ocasión para volver a ponerse a la escucha de lo que algunos lugares simbólicos, muy queridos a Madre Mazzarello, todavía hoy le siguen diciendo al Instituto.  

La ventana, símbolo de la Valponasca, la casa de labranza donde la joven Main aprende a permanecer en adoración continua, habla de un corazón que ardía en amor de Dios, que tenía a Dios en el centro, un corazón que todo lo veía en Dios.  

 

Las viñas subrayan la laboriosidad alegre de Main y el pozo donde cada mañana, incluso cuando todo estaba cubierto de nieve, Main sacaba el agua, nos cuenta hasta que punto la santidad pasa por caminos difíciles.  

 

 

Por la tarde, de vuelta a Mornese, los habitantes del pueblo han querido ofrecer a las fma una representación histórica de algunos episodios de la vida de la Madre Mazzarello y de las primeras fma a partir de las figuras de don Pestarino, párroco y guía espiritual de las jóvenes Maín y Ángela Maccagno, animadoras del primero grupo de las Hijas de la Inmaculada.  

Las Capitulares viajan a Niza donde son recibidas por los alumnos de los grupos lingüísticos del Colegio que las guían para visitar los lugares donde la Madre Mazzarello pasó los últimos años de su vida, ricos años de enseñanza, porque sólo en Niza escribió casi todas sus cartas dirigidas a la FMA en Italia y en Estados Unidos, que constituyen hoy una fuente de la espiritualidad de las FMA.




Lu Monferrato es un pueblo pequeño que tiene como característica el gran florecimiento de vocaciones dadas a la Iglesia. Entre ellas, una serie de fma y salesianos. Aquí nació el Beato don Felipe Rinaldi. Aquí nació Sor Ángela Vallese, pionera de la primera expedición misionera de las fma. 

Este año se celebra el centenario de la muerte de Sor Ángela y celebrarlo es un estímulo a vivir con nuevo impulso la impronta misionera dejada por Don Bosco al Instituto y asumida por Madre Mazzarello con verdadero celo apostólico. 

 

Sor Ángela Vallese fue pionera al abrir el surco del apostolado misionero de las FMA. Sor  Ángela dejó Italia el 14 de noviembre de 1877 con la primera expedición  misionera. Partieron del puerto de Génova. Sor Ángela tenía solo 23 años. Con ella iban Sor Juana Borgna, de 17, Ángela Cassulo,  de 25, Ángela Denegri,  de 17, Teresa Gedda, de  24 y Teresina Mazzarello,  también de 17. Viajaban con don Santiago Costamagna, sdb, y otros salesianos. 

  

Eran jóvenes que partían sin grandes recursos, sin saber qué les reservaba el nuevo continente, totalmente disponibles y preparadas para cualquier sacrificio, incluso el de no volver a la patria.   

Sor Ángela Vallese, junto con las otras hermanas de la primera expedición, ha tomado completamente en serio el sentido de la misionariedad. En su sencillez, estas hermanas han comprendido que la misión existe donde existe un corazón misionero: todo del Señor, todo de la juventud.  

 

 

Después de una vida gastada en la misión que le fue confiada,  y que le exigió hacerse don para todos, siempre y en cualquier lugar, regresó a Italia para participar en el VII Capítulo General, celebrado en 1913. Quebrantada su salud  a causa de las fatigas y de las privaciones, tuvo que quedarse en Niza Monferrato, y allí, un año después, el 17 de agosto de 1914, a la edad de 60 años,  "la dulce Madre de los indios fueguinos",  terminó santamente su vida con el pensamiento y el corazón dirigidos hacia su gente, entre la que esperaba volver. 

En Mornés la comunidad era un verdadero laboratorio de relaciones bajo el signo de la comunión, no porque no hubiese defectos, sino porque se lograba llamarlos por su nombre y no se hacía la paz con ellos.

 

De la relación con Jesús surgía el dinamismo de la vida comunitaria y de la misión apostólica. La presencia de Jesús es, en efecto, el fundamento y la fuente de la unidad del Instituto.

 

La comunión entre las hermanas era para Madre Mazzarello non solo un ideal para alcanzar, sino una experiencia ya en acto, porque en la fe somos uno en Jesús: en Él podemos “conocernos, mirarnos y acercarnos”, encontrarnos para comunicar la alegría y el afecto que nos une.

 

El fuego del amor que ardía en el corazón de María D. Mazzarello era difusivo, abierto a la participación, contagiaba el ambiente: «Si daré siempre buen ejemplo a mis hermanas, las cosas irán siempre bien, si amaré a Jesús con todo el corazón, sabré hacerlo amar también de las demás».

El día de hoy, 20 de septiembre, ha tenido como finalidad reflexionar sobre el Capítulo General como experiencia de Espíritu Santo. Para orientar la reflexión ha sido invitado el P. José Cristo Rey García Paredes, claretiano, estudioso y especialista de la vida religiosa.  

 

"Como Instituto religioso - ha empezado el P. José - sois una gran red carismática que abraza todo el planeta-tierra. Vuestra pasión son los jóvenes, es la educación, es la nueva evangelización, y por tanto es la innovación, la previsión de un futuro alternativo, los sueños de un mundo nuevo."   

 

La reflexión se ha sistematizado en torno a cinco núcleos: la perspectiva, el símbolo, el poder carismático, la tarea, el método.  

 

 La Madre general, M. Yvonne Reungoat, y las participantes en el CG XXIII que se está celebrando en Roma, han respondido a la llamada con un "Mensaje por la Paz en el mundo", con ocasión de la Jornada Mundial por la Paz, organizada por la ONU, que se celebrará el 21 de septiembre. 

El mensaje quiere ser un signo de solidaridad con todas las víctimas de los conflictos bélicos y, sobre todo, un renovado compromiso por la educación a la paz.

A continuación el texto completo:

 

MENSAJE POR LA PAZ EN EL MUNDO

Roma, 21 de septiembre 2014

Con motivo del Día Internacional de la Paz 2014, proclamado por las Naciones Unidas en 1981, nosotras, Hijas de María Auxiliadora, reunidas para celebrar el Capítulo General XXIII, nos sentimos llamadas a declarar la voluntad de colaborar con todas nuestras fuerzas en la construcción de una cultura de paz. 

 

Nuestra Asamblea capitular reúne a 194 FMA representantes de 94 Naciones y cinco Continentes. Muchas de ellas son testigos de la violencia y de la guerra que afectan a poblaciones enteras por conflictos debidos a puntos de vista en contraste o a diferencias religiosas y étnicas y que viven cada día en la oscuridad, el hambre y el terror. 

 

La mirada sobre esta realidad del mundo, dividido y herido por intereses políticos y económicos, despierta y reafirma en nosotras el compromiso carismático de ser, en primer lugar nosotras mismas, constructoras de paz en nuestras comunidades educativas. Podremos así testimoniar la no-violencia activa y la bienaventuranza prometida por Jesús en el servicio educativo que desarrollamos en la Iglesia y en el mundo a favor de las nuevas generaciones. 

 

Unimos nuestro mensaje a todos las apelaciones por la paz dirigidas por el Papa Francisco a los Jefes de Estado más implicados en el destino de sus Países. Ellos son los primeros llamados a convertirse en artífices eficaces de una cultura en la que el respeto por los derechos de las personas y de las poblaciones sea el motivo principal de sus programas de gobierno. Con el Santo Padre afirmamos que la justicia social, el diálogo y la cooperación ayudarán a desterrar el conflicto armado y a crear un futuro de paz. 

 

Nos unimos a todas las Organizaciones eclesiales, religiosas y civiles, a todas las personas de buena voluntad comprometidas en esta causa de la paz justa, para hacer que la fraternidad, el amor mutuo, la solidaridad sustituyan a la indiferencia, el egoísmo y el odio. 

 

De este modo, la familia humana podrá vivir una comunión universal que responda al proyecto primigenio de Dios y abra a todos los pueblos a un compartir operativo por el bien común. 

 

Estamos convencidas de que la paz es un don de Dios y la invocamos en nuestra oración; al mismo tiempo creemos que la educación es el camino privilegiado para alcanzar y crear la fraternidad mundial. Por esta razón, también hacemos un llamamiento a todos los educadores, laicos, familias y jóvenes a asumir con responsabilidad el renovado compromiso por la paz en el mundo.

Sor Yvonne Reungoat FMA - Superiora General 
y las Hijas de María Auxiliadora reunidas en Asamblea Capitular

 

 

Quien conoce verdaderamente al Señor y lo encuentra en profundidad no divide su corazón con nadie, lo reserva completamente para Jesús(cf L 65,3).

 

El compromiso de conocer a Dios y de darlo a conocer acompaña la vida de Madre Mazzarello y se refleja en su propuesta educativa. Desde niña estudiaba el catecismo y no quería ser superada por nadie. Estaba convencida de que la fe en Dios ilumina la vida y progresivamente la va transformando y por esto atribuía un gran valor a la catequesis.

 

Quien la conoció afirma: «Se puede decir que una de las cosas a las que dio más importancia durante toda su vida, fue la instrucción religiosa a las niñas, y que todas las hermanas estudiaran bien la doctrina cristiana para enseñarla a cuantos tuviesen ocasión de instruir».

 

A las niñas del Uruguay recomienda: «Decidles a las Hermanas que os enseñen a amar al Señor y a aprender bien vuestros deberes de buenas cristianas» (L 44,2).

 

 

En la Casa General de Roma, ha sido inaugurado oficialmente el 23° Capítulo general de las Hijas de María Auxiliadora, sobre el tema "Ser hoy con los jóvenes casa que evangeliza”. 


A la ceremonia han participado diversas autoridades eclesiásticas y religiosas: el Card. João Braz de Aviz, Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica; los  Cardenales Tercisio Bertone y Raffaele Farina; Don Ángel Fernández Artime, Rector Mayor de la Congregación Salesiana con su Vicario, Don Francesco Cereda y otros Consejeros generales con muchos Hermanos salesianos; representantes de los diversos grupos de la Familia Salesiana, jóvenes, novicias salesianas, FMA participantes en el Capítulo general XXIII y otros representantes de todas las FMA de Roma y del mundo.

 

La jornada comenzó con la Celebración Eucarística presidida por el Rector Mayor de los Salesianos, Don Ángel y concelebrada por el Don Francesco, Vicario general y por el Secretario del Rector Mayor. 


El momento oficial de la inauguración comenzó con el desfile de las banderas: una imagen viva para decir que todo el mundo de la FMA está llamado a vivir el evento capitular como un momento importante en el camino del Instituto. Con gran entusiasmo y participación se cantó la invocación al Espíritu Santo. 

 

También Don Ángel, el Rector Mayor, dirigió su saludo a las Capitulares y se alegró por el inicio del Capítulo, que tiene lugar en un momento histórico, dentro del Año Bicentenario del nacimiento de Don Bosco y a las puertas del año dedicado a la Vida Consagrada, y concluyó: "El deseo de ser hoy con los jóvenes casa que evangeliza, os requerirá, sin duda, como se le pide a todos en la Vida Religiosa, una elección valiente hacia una existencia vivida en radicalidad evangélica, superando nostalgias del pasado para continuar avanzando hacia un presente y un futuro lleno de fecundidad. 

 

Al final, Madre Yvonne, verificado la actuación de las obligaciones prescritas por las Constituciones y los Reglamentos, declaró oficialmente abierto el Capítulo General XXIII de las FMA. 

El acto concluyó con el canto a María ejecutado por las novicias FMA de los Noviciados de Castelgandolfo y de Roma.

 

Por la tarde, los Capitulares se han encontrado en la Sala capitular para la presentación de los Reglamento y del Cronograma del CG XXIII. Después, todas en las Comisiones para las elecciones de la Presidente, Vicepresidente, Secretaria y Escrutadoras. 

 

El día termina con la celebración de las Vísperas y el solemne juramento. 

La Madre y las Consejeras Generales nos han presentado la relación acerca de la vida del Instituto en el período 2008-2014 compilado en un documento de 238 páginas. Se trata del camino recorrido entre continuidad y novedad.

 

La Madre dio apertura a este momento presentando sus líneas de animación y gobierno. Posteriormente cada Consejera fue presentando de una manera ágil y clara los procesos que impulsaron desde el ámbito que les tocó animar y las visitas canónicas que pudieron realizar. En su exposición integraron logros, retos y perspectivas de futuro.

 

Estos dos días hemos tenido la dicha de poder estudiar el texto tanto a nivel personal como a nivel de Conferencias Inter-inspectoriales con la siguiente guía de lectura:

 

¿Qué me ha sorprendido o preocupado?

 

¿Qué cosa me da más esperanza?

 

¿Cuáles son los retos que emergen?

 

¿Qué interrogantes me surgen?

 

Hay un equipo de secretarias que ordenan la información y mañana el Consejo General se dispone a responder los interrogantes que surgieron a partir del estudio.

 

Las Comisiones Capitulares de estudio corresponden a los grupos de reflexión, de participación y de trabajo en los que intervienen todas las Capitulares, con número proporcionado de miembros y según criterios de representatividad. Constituyen el espacio para compartir e investigar sobre el tema y sobre los varios argumentos propios del Capítulo.

 Las Comisiones constituidas son 13.

 

Cada una con su propia Presidenta, Vicepresidenta y Secretaria, elegidas entre sus miembros. Cada Comisión, compuesta por 15 o 16 Capitulares, examina las síntesis precapitulares llevadas a cabo en todo el Instituto y realiza el trabajo según el método aprobado por la Asamblea. Además están:

 

La Comisión para el Reglamento está compuesta por 5 miembros. A esta Comisión le corresponde, además, vigilar para que durante el Capítulo se observe el Reglamento; revisarlo en caso necesario al final del Capítulo, de acuerdo con las propuestas llegadas con este fin; presentar en Asamblea las modificaciones del Reglamento para su aprobación y entregarlas al Consejo General para la redacción definitiva en vista del próximo Capítulo.  

 

A la Comisión para la Revisión de las propuestas, compuesta por 10 miembros, le incumbe examinar las propuestas llegadas de las Inspectorías y proceder a una primera diferenciación entre propuestas que deben ser discutidas y votadas, y propuestas de las que es suficiente tomar nota; entregar a las Comisiones de estudio, de acuerdo con la diferenciación establecida y convenida en Asamblea, las propuestas que tienen que ser discutidas; presentar a la Asamblea todo lo que ha de ser aprobado y votado.  

 

La Comisión para la Redacción del Documento capitular está constituida por 8 miembros y tiene la función de recoger las reflexiones relativas al tema capitular y a la experiencia del Capítulo; redactar un borrador del documento para someterlo a la asamblea; entregarle a la Presidenta el texto aprobado para la redacción de las Actas.  

 

 

La Comisión para las Comunicaciones, también compuesta por 8 miembros, en colaboración con el Ámbito para la Comunicación Social, ofrece a todo el Instituto comunicaciones periódicas y noticias relacionadas con el trabajo capitular y colabora con el citado Ámbito en todo lo referente a la comunicación (fotografías, entrevistas, hipótesis sobre las modalidades de transmisión del CG etcétera).

  

 

Después de la presentación de la Relación sobre la vida del Instituto, el 23 de septiembre, ha comenzado para las Capitulares un tiempo intenso de estudio y reflexión, alternado con momentos de trabajo personal, trabajo de grupo por Conferencias Interinspectoriales y después, en asamblea, resonancias y preguntas hechas a la Madre y al Consejo.

Es un momento muy intenso y laborioso, enriquecido con espacios serenos de fraternidad y de compartir, también en las buenas noches, de experiencias diversas y multiculturales.

En una buenas noches, ha sido presentado por Sor Giuseppina Teruggi, Consejera para el Ámbito de la Comunicación Social, el DVD titulado: "Una casa tan grande como el mundo"

El DVD "Una casa tan grande como el mundo" quiere ofrecer una visión panorámica extendida por todo el mundo del conocimiento del Instituto inspirado en el tema del Capítulo "Ser con y para los jóvenes casa que evangeliza” y a la publicación titulada:"Con los jóvenes por los caminos del mundo", que recientemente ha sido integrada también en un folleto ágil con finalidad vocacional.  

En su articulación quiere ser una respuesta a las preguntas de fondo por las que nos sentimos interpeladas: ¿Cómo se puede describir una casa tan grande como el mundo?¿Cómo se puede narrar un carisma? y que pueden ser un instrumento posterior para difundir en las comunidades educativas y con los jóvenes, sobre todo, el conocimiento de carisma.


Para las Capitulares ya ha pasado una semana desde el comienzo de los trabajos. Ha sido un tiempo laborioso de estudio y reflexión, después de haber escuchado y discutido la relación sobre la vida del Instituto.

 

¿Qué aire se respira? les hemos preguntado a algunas Capitulares que dicen: 
"Se respirar aire fresco, de familia, que se manifiesta a través de palabras y gestos sencillos y fraternos.


Se vive en comunión, con alegría, cada momento del día, haciendo experiencia de los sentimientos y actitudes vividos por los discípulos de Emaús. Se siente viva la presencia de María y el soplo del Espíritu Santo, que es la luz y discernimiento para la revitalización del carisma. 

 

La relación sobre la vida del Instituto presentada, a varias voces, por la Madre y las Consejeras generales ha trazado bien el proceder juntas y la actuación en concreto de la coordinación para la comunión, de acuerdo con los Capítulos anteriores y en sintonía con el Magisterio de la Iglesia y del Instituto. 

 

El camino ciertamente pone también de relieve las dificultades, la fragilidad de nuestra vida y misión, pero nos sentimos unidas, sostenidas por María y en compañía de Jesús, que nos hace más fuertes y audaces en la adopción de medidas concretas para manifestar a los jóvenes el amor de Dios. 

 

El Capítulo continúa... nuestra mirada se dirige también a la vida de las Inspectorías que siguen con la oración y el ofrecimiento de su compromiso en la misión. Aquí sentimos el aliento del Mundo, llevamos a la oración todas las situaciones de prueba, de sufrimiento, de dolor que se viven en muchos Países en los que estamos presentes con nuestras obras

Los momentos de concentración, reflexión, intercambio y redacción llegaron.  El trabajo capitular  parte de las 6 preguntas propuestas en el Instrumento de Trabajo, las cuales organizaremos en 5 núcleos. Los documentos de referencia inmediatos son el Instrumento de Trabajo que recoge el sentir de todas las Inspectorías del mundo y  la Carta Convocatoria que fundamenta el tema capitular: “Ser Hoy con los jóvenes casa que evangeliza”

Las preguntas a considerar son

1.    ¿Cómo anunciar  a Jesús en un mundo que cambia, a una generación que cambia?

2.    ¿Ser hoy con los jóvenes casa, qué profecía de vida nos pide?

3.    ¿Cuál es la nueva visión de comunidad con los jóvenes?

4.    ¿Cómo situarnos en la cultura de la comunicación?

5.    ¿Por qué con toda la formación que recibimos, la vida no cambia?

6.    ¿Estamos solo restaurando o haciendo algo nuevo?

 

Hoy 30 de octubre tuvimos una iluminación con el Secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada, Monseñor José Rodríguez, sobre LA PROFECIA DE LA VIDA RELIGIOSA, donde nos invitaba a vivir el presente con pasión y el futuro con esperanza.

Nos urgió a vivir la Vida Consagrada "centradas en Dios, concentradas en los elementos esenciales del carisma y descentradas de nosotras mismas para ver la realidad del mundo y salir".

Como Familia Salesiana iniciamos el Mes de las Misiones motivadas con la gran riqueza del envío de la 145 Expedición Misionera.

 

 

Con la presencia del Rector Mayor, la Madre General y Sor Alaíde Deretti en la Basílica de María Auxiliadora en Turín, recibieron el crucifijo misionero 15 FMA, SDB y jóvenes voluntarios. En el marco del CG XXIII, este hecho nos continúa señalando con urgencia la necesidad de proponer, entusiasmar y acompañar a los y las jóvenes en este tipo de experiencias que les permiten confrontarse con la realidad y los valores que viven.

 

Y hoy 1 de octubre le correspondió a Sor Alaíde presentar la relación sobre el Ámbito de las Misiones subrayando dos elementos radicales que deben identificar nuestra experiencia misionera:

 

·         Nuestra misión es comunitaria

·         La acción misionera es educativa

 

En este sexenio han respondido a la llamada ad-gentes 74 hermanas con una edad media de 45,17. La mayoría (39) provienen de Asia y de todas el continente que más ha recibido misioneras es África con 25 hermanas que han llegado allá.

Actualmente contando todas las misioneras tenemos:

·         227 en África,

·         284 en América, 130 en Asia,

·         76 en Europa,

·         15 en Oceanía,

 

¡¡¡¡¡Con un total de 732 hermanas misioneras en todo el mundo!!!!!!:

 

En este sexenio hemos logrado llegar a Mongolia, Ghana, Laos, Papúa Nueva Guinea, Camboya, Angola, Sur Sudán y Madagascar

Un momento significativo y que hizo vibrar la asamblea capitular fue la mesa redonda con el tema del Capítulo. En ella participaron Sor Agata Song Yoon FMA, el padre Jean-Marie Petitclerc SDB y Chiara Amirante laica, compartiendo  experiencias pastorales de“periferia existencial”,  es decir la forma de concretizar la llamada de Dios al servirlo en los más pobres.

Sor Song Yoon Sun Ágata Hija de María Auxiliadora  de Corea fundadora de 5 casas familias para acoger jóvenes (adolescentes y mujeres) que han optado la “calle” por causa de violencias familiares y sexuales. Estas casas de acogida tienen el objetivo de atender estas jóvenes para ser rescatadas de la trata de personas, acompañarlas en la defensa de sus derechos, ofrecerles atención médica y psicológica, para su reinserción en la sociedad.

Muchas de estas jóvenes son enviadas por el Ministerio de Justicia  y por el Tribunal de la Familia.  En este valiente proyecto Sor Ágata no está sola, con ella, trabajan 11 Hijas de María Auxiliadora y 18 laicos.

Dice Sor Ágata: “Creo en la preventividad como recurso educativo de transformación. Experimento que el Sistema Preventivo es eficaz también en la recuperación de jóvenes que tienen experiencias negativas.  Nuestro sistema puede hacer emerger las energías positivas latentes”.

Explica Sor Ágata que cuando estas jóvenes dejan la casa de acogida, porque logran autonomía también a nivel económico, nuestras hermanas (FMA) las visitan,  les dan seguimiento, para escucharlas en sus dificultades y para blindarles apoyo en su proceso de inserción social.

Mientras continúan los trabajos de estudio y reflexión para las Capitulares, la mente y el corazón se dirigen también a las comunidades de las Hijas de María Auxiliadora esparcidas por todo el mundo y a las personas que viven situaciones de conflicto y de violencia.

La guerra, el asedio de la ciudad, las dificultades no han impedido a nuestras hermanas del Medio Oriente mantener viva la esperanza de un futuro mejor, porque el deseo de vivir en plenitud y de cercanía a la gente es más fuerte que el miedo a morir.

Hemos entrevistado a la Inspectora Sor Lina ABOU NAOUM, de la Inspectoría de Oriente Medio "Jesús Adolescente" (MOR) para ayudarnos a entender un poco más la situación actual.

 

Oriente Medio vive los años más dramáticos de su historia. Lo que se describe como la "primavera árabe" pronto se ha manifestado como "invierno apocalíptico". La invasión de Irak en 2003 ha dado lugar a desequilibrios en toda la Región. Las revoluciones contra regímenes totalitarios y tiránicos en el nombre de una democracia importada, ha puesto a muchas naciones árabes de rodillas, creando el caos: Túnez, Egipto, Libia, Sudán, hasta llegar a Siria y ahora al Líbano… Otras naciones como Jordania, Arabia Saudita, Irán, Turquía siguen en peligro.

Esto, sin olvidar la tensión árabe-israelí y más estrictamente puntualizando la situación palestina-israelí que se remonta a la primera diáspora del 1943, a la segunda del 1967, y lo que cuenta la historia de un pueblo palestino cada vez más "sin tierra". Además de la situación del pueblo de Israel que trata por todos los medios recrear las glorias del Antiguo Testamento.

Mientras que en los continentes de Europa y América constatamos un proceso de descristianización, junto al secularismo imperante que abre las puertas al pluralismo, a veces ateo o "creyente solitario", en el Islam parece prevalecer el fundamentalismo y la no aceptación de cualquier interpretación pluralista del Corán.

Le preguntamos: ¿Y nuestras comunidades FMA? ¿Cómo viven y expresan la cercanía a las personas en esta situación?

 

Nosotras FMA presentes en seis naciones, involucradas por las tensiones, somos tocadas de cerca con el cierre - esperamos temporalmente – de ¡nuestra misión de Aleppo en Siria! Una decisión que nos ha hecho sufrir a muchas de nosotras, obligadas a aceptarla con realismo y esperanza, con el fin de reabrir en mejores condiciones.

Siria sigue siendo la nación más golpeada y más trágica. Las hermanas del Hospital y la Escuela de Damasco se entregan totalmente, me atrevo a decir ¡con heroísmo! Están dentro de una guerra terrible, sin tregua, que se impone con sus inesperadas y angustiosas escenas de destrucción y de muerte. 


Los hermanos musulmanes están oprimidos hoy bajo la nueva presidencia de milicianos yihadistas del Estado Islámico (ISIS). ¡Y no se puede hablar de una tregua jamás conquistada! Es una esperanza que deseamos se realice para una Nación considerada el ¡corazón del antiguo mundo árabe! Nuestras hermanas en Egipto, que han vivido todo el trabajo de la caída de los dos regímenes, Mubarak y Morsi, se arman de valor y están en el trabajo, para reavivar con los egipcios su fe en una tierra que quiere recuperar la paz.

 

De Líbano, Palestina y Tierra Santa, Egipto, Siria o Jordania, se pueden escribir infinitas páginas de crónica negra, y la conclusión es una: ¡la paz está en peligro! Los refugiados son millones, los muertos también... El miedo y la inseguridad son los sentimientos comunes. Por no hablar de empobrecimiento masivo, el desempleo que se abre paso de una manera alarmante.

Nosotras hemos creído en el amor, en la convivencia, el diálogo interreligioso, en las "semillas del Verbo" presentes en todas las religiones, de todos los Países, en todas las culturas. Siempre hemos proyectado y educado a la paz, al respeto mutuo y a la convivencia. Y ahora no queremos renunciar. Estas son nuestras Tierras, no damos la espalda a dirigirnos a otra parte. Somos parte de nuestro pueblo que sufre, que cree en un mundo capaz de cambiar, de acoger a todos sus hijos, cristianos y musulmanes, una única familia humana.

 "¡No tengáis miedo, yo he vencido al mundo!". Las palabras de Jesús Resucitado son nuestra fuerza!

El Sínodo sobre la familia que será del 5 al 19 de octubre tiene como tema: "Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la Evangelización.

 

Cerca de 70 capitulares fueron esta mañana del domingo a la plaza de San pedro para participar en la celebración eucarística de apertura oficial de la Asamblea Sinodal, precedida por el Papa Francisco. 

 

En la tarde del Sábado numerosas capitulares se unieron a las 80.000 personas en la vigilia por el Sínodo en la que el Santo Padre oró al Espíritu Santo por todos los que participarán en la Asamblea del Sínodo

 

El 7 de octubre 2014 es una fecha significativa para todo el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora y para Mornese, donde hace 150 años (era el 1864) por primera vez Don Bosco llegó y se encontró con el pueblo. Celebramos un evento histórico en este tiempo de preparación para el Bicentenario del nacimiento del Santo. 

 

Se lee en la Cronohistoria: "Don Bosco llega a Mornese el 7 de octubre por la noche, que es viernes, y es también la fiesta de la Virgen del Rosario, en un caballo blanco que le proporcionó Don Pestarino, con ochenta chicos, los mejores que tiene en Valdocco. Algunos tocan en la banda y tienen sus instrumentos, otros recitan, especialmente Gianduia. En los bordes de la carretera que conduce al pueblo los Mornesinos han encendido fuegos, como señal de alegría y de fiesta… Don Bosco, después de establecer diferentes relaciones en el pueblo, deja Mornese...". 

 

Nació aquí, con el tiempo, un interés mutuo entre el grupo de jóvenes y Don Bosco, en particular entre el Santo y Maín. "La Mazzarello tiene 27 años, y alguno dice que entre ella y Don Bosco ha nacido respeto y atención, porque Don Bosco en la franqueza que manifiesta ha visto la serenidad, el compromiso, la fe y la perseverancia de su madre, Mamá Margarita”. 

 

Desde entonces entre el Fundador y la futura Fundadora se desarrolla una relación de reciprocidad orientada no sólo a la dirección espiritual, sino a la misión educativa. La relación de reciprocidad que forjan entre ellos está hecha de gratuidad, compartir y comunión.

 

 

Se lee en la Cronohistoria: "Don Bosco llega a Mornese con sus jóvenes en 1864 para abrir un colegio para los chicos del pueblo. María lo mira y exclama: "Don Bosco es un santo, y yo siento". Don Bosco visita el pequeño taller de las Hijas de la Inmaculada y queda muy impresionado".


Con el pasar de los años se produce un intercambio de "sentido": puntos de vista, propuesta-aceptación, compartir, colaboración para el surgir y consolidar una nueva realidad hacia la que convergen los dos "polos" de la relación, correspondiendo no sólo psicológicamente y espiritualmente sino también históricamente. María Dominica, de hecho, fue para Don Bosco una verdadera "ayuda" por su comprensión e intuición femenina dentro del carisma salesiano, y por su compromiso total y absoluto en el cumplimiento de un designio providencial. Su aportación a la creación del Instituto fue sustancial.  

Hoy las Capitulares y los laicos/laicas han compartido un tiempo significativo de la sesión del Capítulo por la presencia de un grupo de jóvenes representantes de las diversas realidades inspectoriales. Proceden de varias Naciones de Europa, pero están aquí en nombre de los jóvenes de los diferentes Países del mundo. 


El encuentro comenzó, la noche del viernes 10, con un tiempo de conocimiento y presentación de los jóvenes de las Conferencias Interinspectoriales CIEM, CII, CIEP y representantes de la FacultadAuxilium, que se ha desarrollado con una dinámica original y al ritmo de la música.


Ha sido un momento vivido con el signo de la fiesta salesiana y terminó con la palabra de la Madre, que entre otras cosas dijo: "Encontrarnos todos juntos nos hace felices y esta noche nuestra alegría es completa porque están los jóvenes. ¡Os hemos esperado mucho!, porque no podemos vivir sin vosotros. El signo de nuestro encuentro es la alegría y no hay casa salesiana sin alegría. Es muy bonito pensar que aquí está todo el mundo, los 5 Continentes representados por las FMA, laicos/laicas y jóvenes. Os deseo dejaros tocar por esta experiencia y vivirla intensamente juntos". 

 

Posteriormente, se ha presentado la síntesis de las reflexiones hechas el día anterior con los laicos/laicas, y se han puesto de relieve las palabras-clave del "ser Comunidades educativas apasionadas por el carisma”: acompañamiento, escucha, sonrisa, red de personas, ciudadanos de la red, acogida, Sistema preventivo...


El momento central de la mañana ha sido escuchar a los jóvenes que han propuesto sus reflexiones sobre las 4 preguntas delInstrumento de trabajo¿Cómo anunciar a Jesús en el mundo que cambia, a una generación que cambia? ¿Cuál es la nueva visión de comunidad con los jóvenes? ¿Qué profecía de la vida religiosa nos pide? ¿Cómo situarnos en la cultura de la comunicación? 


En las intervenciones, han puesto de relieve la belleza de ser comunidad en camino y 'casa' constituida por cuatro pilares: acogida, maternidad, testimonio y oración; estar con los jóvenes allí donde están y compartir el mismo lenguaje, también a través de los nuevos medios de comunicación; anunciar a los jóvenes que Dios los ama, incluso en las fatigas y la precariedad de la vida; ponerse a la escucha de los jóvenes y de sus preguntas de sentido; acompañarlos al encuentro con Jesús.

Por la tarde, FMA, laicos/laicas y jóvenes, por grupos lingüísticos, se han reunido para responder a una sola pregunta: ¿Para "ser casa que, con los jóvenes, evangeliza", como CE, qué cambios actuar,  qué actitudes potenciar, sobre todo en las relaciones, qué elecciones prioritarias de misionariedad y hacia qué  periferias ir? Sobre las conclusiones de los grupos en torno a estos temas ha sido presentada una síntesis final en la asamblea, con un sucesivo diálogo.  


Por la noche, en el auditorio de la Casa general, los jóvenes de Livorno presentarán el recital "Estás con nosotros" sobre Madre Mazzarello.

 

Hoy ha sido una jornada intensa para las Capitulares, que por la tarde han participado en la Mesa redonda de presentación del volumen "Filialidad: caminos de reflexión y de búsqueda" promovida por el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, Ámbito FS, y por la Pontificia Facultad de Ciencias de la Educación "Auxilium."  

 

En síntesis, los núcleos temáticos son: La filialidad, condición y vocación de la humanidad; Una vuelta a las Fuentes; Guardianes de la memoria de la profecía; Con el corazón agradecido y exultante como María; En la relación entre las generaciones; En la Auxiliadora, consciente de la maternidad/paternidad evangélicas.  

 

Madre Yvonne, subrayando que la presentación del volumen coincide con la celebración en el Vaticano del Sínodo sobre la familia, ha afirmado: “El ser hijos/hijas supone un padre y una madre, hace referencia a una familia. El ser hijo, en efecto, es una experiencia constitutiva que caracteriza toda la existencia en su progreso dinámico hacia la plenitud; favorece la reciprocidad y la gratuidad, promueve la relación intergeneracional, abre a la experiencia de la fe. En la comunicación de la fe, la familia tiene un papel central."  

 

¿Cómo estáis implicadas y qué ambiente estáis respirando?

 

Señora Orietta (italiana): Este es el cuarto Capítulo general que veo desarrollarse. Trabajo en la lavandería con dos FMA. Hay una buena organización entre nosotras, el trabajo es mucho, pero lo hacemos con serenidad y ayudándonos. El ambiente que se respira es ¡alegre y de colaboración! ¡Gracias y buen Capítulo!

 

Sor Concetta: Para mí es el octavo Capítulo, pero ¡siempre es una novedad! Hay un ambiente de fraternidad y servicio, sacrificio y generosidad incansable. A veces podemos aparecer cansadas porque hay mucho que preparar todos los días, pero disfrutamos de la posibilidad de compartir las alegrías, las esperanzas y las fatigas que nuestras hermanas de los 95 Países presentes comparten con nosotras.

 

Señora Carol (italianas con raíces Jamaicanas): Desde el 15 de septiembre entré como ayudante en la cocina en este Capítulo General. El ambiente es muy cordial y el contacto humano. Las relaciones con las Superioras y las compañeras de trabajo son de respeto y el trabajo se lleva adelante con diligencia. Durante muchos años de trabajo en el sector de restaurantes nunca había sido objeto de tanto afecto y consideración; me parece trabajar en un ambiente altamente familiar.

 

¿Cuáles son las expectativas para el Capítulo General XXIII?

 

Sor Sophie (polaca): Que el Capítulo suscite en las comunidades el deseo de llegar a ser “casas” en las que se vive la fe en profundidad, la oración como experiencia vital que transforma el cotidiano y la fraternidad como expresión de amor y atención a todos.

 

Sor Geralda (brasileña): Espero que esta experiencia nos ayude a comprender que debemos ser "casa que acoge" en primer lugar entre nosotras, en nuestra comunidad, porque sólo así podemos acoger y evangelizar a los jóvenes con nuestro testimonio de mujeres consagradas felices y coherentes. Y que nos ayude a nosotras a encontrar caminos y estrategias para ser religiosas y comunidades “en salida", como pide el Papa Francisco.

 

Sor Tecla (brasileña): Sueño con que el Capítulo abra a un nuevo horizonte de esperanza y de felicidad. La comunión es el testimonio primero e insustituible que estamos llamadas a dar al mundo de hoy: "Mirad cómo se aman unos a otros". Cada comunidad y FMA pueden transmitir paz, armonía y serenidad. A los jóvenes debemos ofrecer el testimonio gozoso de nuestra vocación y la radicalidad evangélica.

 

Sor Dely (peruana): Deseo que cada FMA crezca en corresponsabilidad porque los cambios que esperamos del Capítulo también dependen de nosotras, de la respuesta que damos en la realidad de la vida cotidiana y en la medida en que somos capaces de ir contra corriente. Espero que este Capítulo nos ayude a restablecer la primacía de Dios y volver a los orígenes, a aquel clima fraterno, sencillo, hecho de gestos, atenciones y bondad, lugar de encuentro con Dios y con todos.

 

¿Cuáles son los principales retos que el CG XXIII debe afrontar?

 

 Sor Elena (Consultora para la Pastoral juvenil): El principal reto me parece que sea la "perspectiva de cambio".

 

El n. 8 del Documento de Trabajo dice: "Comprender el mundo, especialmente juvenil  y femenino, re-comprender la vida consagrada desde la perspectiva de las periferias geográficas y los lugares en los que se viven la experiencia del pecado, el dolor, la injusticia, la violencia, la ignorancia, la indiferencia". Como FMA estamos ya presentes en muchas periferias al servicio de los más pobres y marginados. Nuestra vida consagrada, la misión educativa con los jóvenes, la fraternidad con tantas mujeres y familias, el trabajar en red con muchas personas de buena voluntad, la educación evangelizadora todo se vive para llegar a la meta que es el anuncio del Evangelio de alegría.

 

 En la celebración de este Capítulo general XXIII por primera vez, como novedad, las Capitulares han vivido un tiempo de reflexión y de intercambio sobre el tema del Capítulo con implicación de laicos y laicas, en representación de las comunidades educativas presentes en diversas partes del mundo.  

El encuentro, en la noche del jueves 9, comenzó con el saludo de la Madre General y con unos momentos para el conocimiento recíproco. Con dinamismo  y vivacidad, se han ido presentando cada uno de los laicos y laicas y la Conferencia de pertenencia: CIAM, HOLA, CIB, CIEM, CIEP, CICSAL, CII, CIMAC, CINAB, PCI, NAC. Además  de los representantes de VIDES, Exalumnas/os y Salesianos Cooperadores. Todo se ha llevado a cabo en un cálido clima de familia y de alegría salesiana.   

En el saludo, la Madre Yvonne ha afirmado: "¡Nuestra presencia, la de cada uno y cada una de nosotras lo mismo que la asamblea que formamos juntos, no se ha producido al azar! Hemos sido  elegidos y elegidas por el Señor,  que tiene un proyecto de amor para nosotros y por medio de nosotros para el mundo en la Iglesia. Siempre tenemos algo que ofrecer y algo que  dar. Estoy segura de que nadie dejará pasar esta magnífica oportunidad". Para terminar, ha  invitado a todos los presentes a asumir una actitud "de libertad interior, de escucha profunda, de alegría y de confianza recíproca, de respeto y de familiaridad." 

En estos días la búsqueda de caminos de futuro hace que cada una se sienta obligada a rezar, a plantearse interrogantes, a enfrentarse, a confrontarse, a manifestar  las propias intuiciones acerca de los caminos del Instituto.

 

Son fundamentales los momentos de oración e invocación al Espíritu Santo, con la convicción de que Él guía nuestros pasos, nuestra vida, nuestra historia. ¡Él es el verdadero Protagonista del Capítulo General! ¡Bajo esta luz, todos los momentos se hallan impregnados de su Presencia, que en ciertos momentos casi “se puede tocar”!    

 

En estas semanas, son precisamente los interrogantes los que sirven de fondo a los cinco núcleos sobre los que se cada día se plantea una viva confrontación. Por ahora se han afrontado tres:  

 

1.    ¿- Cómo anunciar a Jesús en un mundo que cambia, a una generación que cambia?  

2.    ¿- Cuál ha de ser la nueva visión de comunidad con los jóvenes para ser hoy profecía de vida religiosa salesiana?  

3.    ¿- Cómo tenemos que situarnos en la cultura de la comunicación?  

 

Hoy, 15 de octubre, fiesta de nuestra Patrona Santa Teresa de Jesús, se está iniciando la reflexión sobre el cuarto núcleo, muy exigente:

1.    "¿Por qué a pesar de toda la formación que recibimos la vida "no cambia?"  

2.    ¿Qué desafíos emergen de este núcleo para el Instituto hoy?

3.     ¿Qué cambio de mentalidad nos exige? ¿Qué opciones estamos llamadas a asumir?  

Entrevistamos a la Inspectora Sor Julienne MUNYEMBA, de la Inspectoría africana Nuestra Señora de la Paz (AFM), que comprende las naciones de Sudáfrica, Zambia y Lesoto. Con ella hemos querido conocer, en particular, a Sudáfrica.

 

¿Cómo se vive en Sudáfrica?

 

Nuestra nación es llamada "rainbow nation" (nación del arco iris), debido a la diversidad de culturas presentes. El pueblo sudafricano vive hoy una situación muy compleja y tiene que afrontar muchos desafíos. En primer lugar, el desafío cultural: con el final del apartheid hace 20 años, el país sigue teniendo varios problemas, tanto a nivel económico como de convivencia entre blancos y negros. Por esto están en acto, a nivel nacional, procesos de diálogo, paz y reconciliación para recuperar su identidad y los verdaderos valores para una convivencia serena y armoniosa. El camino es arduo y requiere paciencia y coraje.

 

Otro reto es la migración, se refiere a la multitud de refugiados y migrantes que provienen de países cercanos y lejanos en busca de asilo político o también de mejores condiciones de vida para sus familias. Muchos de los inmigrantes llegan sin documentos legales y trabajan ilegalmente. Este estado no les permite el acceso a los servicios sociales, por lo que viven en una gran pobreza y en muchos casos están sujetos a la xenofobia.

 

El otro gran reto es la economía, a pesar de ser un país "en vías de desarrollo", la pobreza está todavía muy generalizada y las tasas de desempleo son altas. Esta es la lógica de la "injusticia distributiva", por la que los ricos se hacen cada vez más ricos y los pobres, por el contrario, cada vez más pobres y sin oportunidades de trabajo. El último reto es la Institución, por la falta de credibilidad del gobierno, a causa de la corrupción y el enriquecimiento personal de los "líderes" que generan la desesperación y el descontento en general.

 

En este contexto, la Inspectoría ¿qué elecciones está llamada a tomar?

En la Inspectoría está clara la misión: los pobres. Las FMA tienen mucho valor y son sensibles a las necesidades de los más desfavorecidos. El compromiso es continuar buscando juntas caminos y estrategias para ayudar y acompañar en las situaciones más desfavorecidas. 

"Nuestra casa es una construcción abierta, en la que el Espíritu Santo prepara para una profunda formación espiritual, intelectual, comunitaria y apostólica."  

 

¿Qué quiere decir sentirse comunidad eclesial en camino en este nuestro tiempo?    

 

Madre Yvonne Reungoat: "La vida religiosa se caracteriza por su dimensión eclesial. No es algo "junto a", sino "dentro de" la Iglesia y es expresión de la vida eclesial. Las raíces trinitarias de la comunidad religiosa manifiestan la dimensión de comunión en la Iglesia.


El carisma, en efecto, es un don a la Iglesia: en diálogo con los otros carismas colaboramos a su edificación. Don Bosco y la Madre Mazzarello consideraron el amor a la Iglesia y la fidelidad al Magisterio del Papa como un rasgo importante de la vida salesiana. En comunión con el Papa Francisco, nos sentimos un Instituto en dinamismo de salida que ayuda a las jóvenes  y  a los jóvenes más pobres.


Con nuestra propuesta educativa nos comprometemos a ser signo reconocible del amor que Dios les tiene, a hacer gestos concretos de cercanía, de amor, de solidaridad, recordando las palabras de Don Bosco: Que los jóvenes no sólo sean amados, sino que ellos mismos se den cuenta de que son amados ". Como Comunidad educativa somos expresión de la comunidad eclesial y universal, llamadas a ser profecía de la fraternidad y a ponernos en red CE y Familia salesiana para ser testimonio de caridad en la Iglesia y en el territorio." 


¿Cómo podrá cambiar la experiencia formativa del capítulo nuestra vida y la de nuestras comunidades, cuando hayamos vuelto a casa?  

Tomaron la palabra después las Consejeras Generales: Sor María Américo Rolim, Sor Carmen Canales, Sor María Luisa Miranda, Sor Alaíde Deretti, Sor Giuseppina Teruggi, Sor Vilma Tallone y Sor Carla Castellino

 

En la Evangelii Gaudium Papa Francisco ha insistido en la necesidad de hacer crecer "la conciencia de la identidad y misión del laico en la Iglesia”. En estos días, la presencia de los laicos, maestros, educadores, representantes de los grupos de la Familia salesiana, en el 23º Capítulo General de las FMA ha sido un signo, un testimonio vivo de su insustituible rol en el compartir, en sinergia y reciprocidad, la espiritualidad y misión salesiana. Hemos pedido a algunos laicos presentes contar la experiencia vivida en el Capítulo.

Casa para expresar la identidad carismática y misionera

 

Nuestra casa es una casa de la memoria que tiene profundas raíces bíblicas y carismáticas. Como Hijas de María Auxiliadora estamos llamados a expresar, en el hoy, nuestra identidad carismática y misionera.  Hemos entrevistado a Sor Emilia Musatti, Vicaria general, y a Sor Piera Cavaglià, Secretaria general, para profundizar algunos rasgos característicos del carisma del Instituto. 

 

¿Cómo ayudar a las Comunidades a crecer en una mentalidad que va más allá de sus "fronteras"? 

 

Sor Emilia Musatti:

Creo que el primer objetivo es ampliar los intereses de las personas y las comunidades a los retos que atraviesan hoy la vida de la gente dentro y fuera de nuestras Comunidades educativas, presentes en las encrucijadas del mundo, entre los pueblos y en especial los jóvenes; sentirse parte de una humanidad en camino; cultivar la pasión por la vida de las nuevas generaciones; conocer y sentir propias las opciones y las experiencias que el Instituto va actuando en las diversas partes del mundo. Sentir realmente que eres parte de una gran Familia.

¿Qué ha significado la misión confiada de ser "Custodio de la vida y la historia del Instituto"?

 

Sor Piera Cavaglià: Ser custodio de la vida y de la historia del Instituto ha sido una misión de gracia y un compromiso de responsabilidad. En primer lugar, es un regalo poder conocer de cerca el camino del Instituto en el mundo casi día a día, hora a hora. Es un camino dinámico, no exento de desafíos, pero siempre abierto a las nuevas llamadas de Dios. Él nos interpela cada día, en todas las realidades, a hacer más luminoso y vivo el carisma. Esto se constata a través de la relación con las Inspectorías y a través de la documentación que se recibe o se envía. Cada documento es un fragmento de vida que es parte de una historia y construye historia. 

 

¿Cómo hacer más visible el rostro multicultural del carisma?

 

Sor Emilia Musatti: El Instituto es una única Familia con una pluralidad de rostros, culturas y lenguas.
La multiculturalidad es ya el rostro de muchas comunidades en el Instituto, resultado de su dinamismo misionero y de la elección explícita de construir presencias multiculturales como respuesta educativa a la fuerte migración humana que caracteriza a nuestro tiempo. 

Está cerca el Congreso Internacional Histórico del Bicentenario.

 

¿Cuáles son las razones que han llevado a organizar un evento que pretende profundizar no la persona de Don Bosco directamente, sino lo que tuvo origen en él, y ha continuado después de él?

 

Sor Piera Cavaglià: Los motivos que llevaron a Don Pascual Chávez Villanueva a organizar un Congreso Internacional de Historia Salesiana son varios: es ante todo un homenaje significativo a Don Bosco con motivo del Bicentenario del nacimiento ofrecido por SDB y FMA que, juntos, reflexionan sobre el carisma del Fundador. La preparación, de hecho, a través de un Comité organizador y tres grupos de investigación, ha sido un bonito signo de comunión y de investigación realizada juntos. 

 

Además, se quiere profundizar no tanto la figura histórica de Don Bosco, de la que ya se dispone de numerosas investigaciones, sino resaltar los aspectos del desarrollo del carisma de Don Bosco en el mundo después de su muerte. 

 

Un grupo de jóvenes crecidos en obras nuestras y en los oratorios quisieron interpretar esta obra de teatro representando la vida de M. Mazzarello.  

Fue un regalo para la Madre y las Capitulares reunidas en Roma.

Paolo VI fue un gran promotor de la familia y de la vida. En la Encíclica Humanae vitae (25 julio 1968) afirma: «La pastoral de la familia se presenta hoy  como la más empeñativa…».

Paolo VI tuvo siempre un gran amor a Cristo, a la Iglesia y a la persona humana.

 

Un fuerte vínculo espiritual ha unido a Don Bosco con el Papa Montini. Pablo VI lo definió como un  «auténtico protagonista en la historia de Italia y de la Iglesia».

Fue el mismo Paolo VI, quien el 29 octubre de 1966, bendijo la primera piedra del Instituto pedagógico que fue después la Casa General de las FMA.

 

En la audiencia extraordinaria del 15 julio 1972 concedida a las FMA, por el Centenario de la fundación del Instituto afirmaba:: «En vosotras vemos la continuidad ininterrumpida y el espléndido florecer de caridad y de celo, que nació el lejano 5 agosto 1872 por obra de San Juan Bosco y de Santa María Mazzarello, cuando las primeras FMA en Mornés ofrecían al Señor su vida joven e iniciaban su camino apostólico por el mundo. […] Sabrá vuestra Congregación responder al llamado de la Iglesia en esta hora de tormenta? Con cuáles medios hará que la vitalidad del frondoso árbol plantado por vuestros fundadores, continúe floreciendo en plenitud?..


La beatificación de este gran Papa es motivo de alegría y de esperanza para todo el Instituto, que en él reconoce un gran intercesor Para la misión a la cual está llamado en este tiempo de renovación.

 

El comienzo de la nueva semana, lunes 20 de octubre, coincide con la conclusión de los trabajos de profundización del tema del Capítulo general.

 

 

Los contenidos propuestos y elaborados en las Comisiones y en la Asamblea se confían ahora a la Comisión de redacción que desde hace tiempo está reflexionando sobre la manera de orientar la redacción del Documento capitular.

 

 

Al acabar la pasada semana, la misma Comisión ha comenzado a compartir en Asamblea, ofreciendo una primera panorámica de las modalidades de organización del esquema.

 

Las Capitulares, después de un tiempo de reflexión, han aceptado unánimemente el esquema, lo que permite el inicio del trabajo de redacción.  

Se abre hoy el período de discernimiento para la elección de la Madre General y de su Consejo. La Madre será elegida la mañana del viernes 24 y los días siguientes será la Vicaria general, e las 6 Consejeras de Ámbito y las 7 Consejeras visitadoras. La conclusión del proceso de discernimiento está prevista para el día 29 de octubre.   

El jueves 30, la Madre y el nuevo Consejo junto con todas las Capitulares irán en peregrinación a la Basílica de Santa María la Mayor.


Será el momento oportuno para dar gracias a María, para confiarle la última parte de los trabajos capitulares y la vida de cada comunidad para que sea “con los jóvenes casa que evangeliza". La Celebración Eucarística, presidida por el cardenal Ángel Amato, será la mejor expresión de estos sentimientos e intenciones.  

 

La puesta en práctica del discernimiento se le ha confiado al padre José Cristo Rey García Paredes, claretiano español. Toda la Asamblea capitular ha tenido ocasión de experimentar la sabiduría de su acompañamiento el día 20 de septiembre pasado, cuando propuso los cinco núcleos de reflexión que han iluminado el camino de estas semanas: la perspectiva, el símbolo, el poder carismático, la tarea, el método

 

Aquel día, las Capitulares quedaron especialmente sorprendidas por algunas reflexiones suyas relativas al método, cuando el padre José, al plantear la cuestión: "¿Problemas que  resolver o milagros que abrazar?, sugirió una nueva manera de hacer frente a los acontecimientos. Invitó a pasar del modelo del déficit, que parte de los problemas que hay que solucionar, al modelo del aprecio, que induce a fijarse en los "signos de vida en nosotros mismos, en las comunidades, en las organizaciones y en el mundo al que somos enviados". Propuso por lo tanto la necesidad de cambiar de modelo, poniendo en tela de juicio aquello que damos por supuesto y adquirido, evocando lo mejor del pasado.      

 

Su tarea actual de Facilitador en el proceso de discernimiento parte de tales presupuestos y de la convicción – en la que insiste a menudo – de que es el Espíritu Santo el verdadero protagonista de un Capítulo. En efecto, "es Dios quien actúa en un Capítulo General", y esto nos permite " hablar  del Capítulo como de un acontecimiento. Nuestro Dios puede poner, si lo quiere “el novum”, la novedad sorprendente".


El Padre José al afirmar que cada Capitular está aquí también en nombre de su realidad inspectorial, subrayó que "la comunidad-asamblea capitular se convierte por la elección y la delegación de las hermanas en el símbolo actual de "todo" el Instituto, de su presente, de su memoria, de sus sueños. ¡En ningún momento deberíamos olvidarlo, porque en esto consiste el Capítulo! ¡No podéis traicionar a las hermanas a las que  estáis representando aquí! ¡Tienen que estar siempre simbólicamente presentes!".    

 

Se prevé ahora un período de encuentro vivo con el Espíritu Santo, un tiempo de búsqueda profunda, de participación responsable también en los momentos de compartir en las Comisiones, para dar al Instituto el nuevo Consejo, canal de animación y de gobierno, con la certeza del apoyo de todas las FMA del mundo.   

El viernes pasado, Sor María Américo Rolim, Sor Mónica Menegusi y Sor María Ko, con las otras consultoras del Ámbito y las Animadoras de los Proyectos en los diferentes idiomas, han presentado a las Capitulares el camino de los Proyectos Mornese y Jerusalén.

El Proyecto Mornese, nacido del deseo de algunas hermanas de América Latina y la pasión carismática de Madre Marinella "como una pequeña semilla", se ha desarrollado y crecido como una experiencia significativa de formación permanente. Ha sido interesante para las Capitulares conocer los primeros pasos de sus 20 años de vida: las motivaciones al origen del camino, las protagonistas y el recorrido a través de los Capítulos generales.

 

En sus ocho años de vida, el Proyecto Jerusalén se ha consolidado gradualmente, ofreciendo a las participantes una oportunidad de redescubrir las raíces bíblicas de la espiritualidad salesiana. Ha fomentado una mayor conciencia de la íntima conexión entre la Palabra de Dios y el carisma salesiano, entre vocación y misión, también en vista del acompañamiento de los jóvenes. La unión armoniosa de una tierra, una historia, un libro, un pueblo, ha sido el hilo conductor de las experiencias, en el horizonte del misterio de la salvación, del carisma y la misión. Se han ofrecido elementos de exégesis bíblica, teología, espiritualidad, pastoral bíblica, liturgia, ecumenismo, historia, geografía y arqueología.

 

En los dos Proyectos, la experiencia de la peregrinación a las fuentes de la vida cristiana y del carisma se ha enriquecido también por las visitas guiadas a los lugares santos y salesianos, celebrados en la oración; por los encuentros con personas carismática y eclesiales, con las comunidades FMA y SDB; por las celebraciones litúrgicas, la lectura orante de la Palabra y la reflexión personal; por los talleres prácticos, por compartir la vida comunitaria y la oración.

 

 

Esta mañana, 24 de octubre del 2014 a las 9,35 horas, las Capitulares han confirmado como Madre General a Sor Yvonne Reungoat la 9a sucesora de Madre María Dominga Mazzarello.


Los primeros en felicitarla, con las Capitulares, fue el Rector Mayor, Don Ángel Fernández Artime. Un largo y cálido aplauso ha acogido la proclamación oficial.

 

 

Momento central del período capitular es la elección de la Superiora General y de las Consejeras que asumirán la tarea de animación y gobierno para los próximos 6 años. 
La elección de la Madre es el primer fruto del proceso de discernimiento, iniciado el miércoles 22 y acompañado por el padre José Cristo Rey García Paredes. 


El día de la elección, 24 de octubre, ha dado comienzo con una solemne Celebración Eucarística, presidida por el Rector Mayor, Don Ángel Fernández Artime, que en su homilía ha dicho: «"Haced lo que Él os diga”, son las pocas palabras de la Mamá… Entonces, queridas hermanas, este es el camino para el verdadero discernimiento: poneos a la escucha del Maestro, de Jesús y de su Espíritu, con corazón abierto, dócil y purificado.


Y si sentís que Él os dice: “llenad las tinajas de agua”, hacedlo sin comenzar a decir, “pero cómo es posible, si lo que necesitamos es vino…”. Sencillamente, hacedlo!” Dejaos guiar por Él y todo el mundo será testigo de una nueva vida, una vida colectiva que dará todavía más vida, más fuerza, mas alma a nuestra Familia».

 

A las 9:00, las Capitulares se han encontrado en aula para proceder a las votaciones. A las 9.35 ha resultado reelegida para el segundo sexenio como 9ª Superiora general del Instituto de las Hijas de Maria Auxiliadora M. Yvonne Reungoat. Después de la elección, Sor Ciriaca Hernández, la Capitular con más años de Profesión religiosa, le ha preguntado si estaba dispuesta a ser sucesora de Madre Mazzarello, a encarnar su maternidad y a "compartir un nuevo tiempo de profecía en el Instituto al servicio de la Iglesia". Con profunda emoción, la Madre ha pronunciado su: ¡Acepto! Agradezco vuestra confianza. La expresión bíblica que me sostiene es: "Cuando soy débil es que soy fuerte”. Me entrego completamente a María y acojo su invitación: "Haced lo que Él os diga". 


El acontecimiento ha estado acompañado por un gran aplauso, seguido por el abrazo de cada una de las Capitulares. Entre los primeros en felicitar a la Madre, han estado el Rector Mayor, Don Ángel Fernández Artime, y algunos Consejeros, representantes de la Familia salesiana y miembros de las comunidades educativas de Roma. También las hermanas de Casa Generalicia y de la Casa Sagrado Corazón, con los alumnos de la escuela, han saludado a la Madre. 


A continuación la recién elegida y todas las Capitulares han ido a la Capilla para orar unos momentos, durante los cuales la Vicaria general, sor Emilia Musatti, en nombre de todas las presentes, le ha ofrecido a la Madre un ejemplar de la Biblia. El regalo ha estado acompañado por algunas palabras en las que, entre otras cosas, se ha manifestado la voluntad de respaldar el camino de la Madre "para que pueda seguir siendo para nosotras una guía para comprender la Palabra y llevarla a la práctica".


Y ha concluido diciendo: "Gracias por tu SÍ a esta nueva llamada: la has acogido en la fe, en la total disponibilidad. Te entregamos toda nuestra confianza, nuestro cariño, nuestra oración. Contigo, lo daremos todo de nosotras mismas, lo que somos y lo que podemos, para que cada Comunidad sea con los jóvenes casa hospitalaria, donde el sabor del Pan y de la Palabra es deseado y gustado más que ninguna otra cosa." 


La Madre ha expresado su agradecimiento con estas palabras: «Agradezco vuestra confianza que es también una responsabilidad. Somos todas corresponsables, las unas de las otras, yo sola no tendría sentido, porque no se es Madre si no hay hijas y si no hay familia. Por lo tanto, el sentirnos tan unidad, tan en comunión profunda, tan felices por nuestra vocación y por vivir con alegría este momento histórico, quiere decir que tenemos esperanza en el corazón». 


Como final, se ha cantado el Magnificat.

Por la tarde, las comunidades de las Casas dependientes de la Madre y las comunidades de Roma expresarán con cantos y danzas su alegría y su augurio a la recién elegida. Por la noche, de acuerdo con la tradición, continuará la fiesta organizada por las Capitulares. 

Madre Yvonne.pptx
Presentación Microsoft Power Point 9.2 MB