Una Provincia está constituida por “un conjunto de comunidades locales que comparten la vida fraterna y la misión en una determinada región”
Actualmente en el Instituto son:
81 Provincias en 96 naciones. Presencia en los cinco continentes con un total de 1390 comunidades locales.

 

1.    En AFRICA somos 600 FMA y trabajamos en 98 comunidades.

2.    En AMERICA somos 3891FMA y trabajamos en 504 comunidades.

3.    En ASIA somos 2672 FMA y trabajamos en 336 comunidades.

4.    En EUROPA somos 5559 FMA y trabajamos en 442 comunidades.

 

5.    En OCEANIA somos 51 FMA y trabajamos en 10 comunidades.

 

 

Esta es la explicación del logo que a nivel mundial acompaña el inicio de las Celebraciones por los 140 años de la partida de las primeras misioneras...

Fue elaborado por la Hermana Angela Marzorati de italia

Los elementos que lo caracterizan son:

- El número 140 indica el aniversario de la primera expedición misionera.

- Los colores azul y rosa indican los colores de la bandera del Instituto.

- Las estrellas indican la Cruz del Sur - María Stella Maris.

- La línea curva evoca la redondez del horizonte mundial de la misión.

 

Misioneras cancion (1).mp3
Archivo de audio MP3 8.3 MB

 

El 8 de septiembre de 1887 se comunica a la Comunidad que D. Bosco ha decidido enviar a América la primera expedición de las FMA. Su meta será el Uruguay.

 

Todas las Hermanas querían ser del grupo de las misioneras pero la Madre Mazzarello expresa bien el pensamiento de D. Bosco: "las que deseen consagrarse a las misiones extranjeras para cooperar con los salesianos en la salvación de las almas, y particularmente de las niñas, hagan su petición por escrito: después se elegirá"

Despiértame.mp3
Archivo de audio MP3 4.9 MB

Las primeras Hermanas llegaron a Uruguay con la primera expedición misionera a América, el 14 de diciembre de 1877 a Villa Colón, Montevideo, zona de la capital compuesta mayormente por emigrantes italianos.

 

Las FMA se establecieron en aquella zona ya que los Salesianos estaban allí ya desde 1875 y se ocupaban de la educación integral de los niños. Las Hermanas habían sido llamadas para ocuparse de la formación humana y religiosa de las niñas.

 

Como primera ocupación las Hermanas se dedicaron a la educación de los hijos de emigrantes italianos, abrieron el oratorio, daban catequesis y formación humana, preparaban a las muchachas para los trabajos propios de la mujer de aquel tiempo, y también tenían el encargo del lavadero de los niños y de los Salesianos.

 


En 1879 empezaron a abrir varias casas en Uruguay, Las Piedras, Paysandú (1887), Montevideo: escuela primaria y secundaria (1891), y en 1905 abrieron el Único Magisterio católico de Uruguay. 

Misioneras cancion.mp3
Archivo de audio MP3 8.3 MB

El 14 de noviembre de 1877, partía del puerto de Génova, la primera expedición misionera de las jóvenes HMA. La Hna. Angela Vallese (23 años) parte para América Latina con un grupo de hermanas: Giovanna Borgna (17 años), Angela Cassulo (25 años), Angela Denegri (17 años), Teresa Gedda (24 años), Teresina Mazzarello (17 años), junto a Don Giovanni Costamagna SDB y otros salesianos.

El único objetivo de la expedición: contar en palabras y acciones que Dios es Amor.

 

 

Superiora General

Gobierno

Expediciones

Misioneras

S. Maria Domenica Mazzarello

1872 - 1881

3

26

Madre Caterina Daghero

1881 - 1924

37

645

Madre Luisa Vaschetti

1924 - 1943

16

615

Madre Linda Lucotti

1943 - 1957

12

407

Madre Angela Vespa

1958 - 1969

11

191

Madre Ersilia Canta

1969 - 1981

13

129

Madre Rosetta Marchese

1981 - 1984

3

73

Madre Marinella Castagno

1984 - 1996

12

242

Madre Antonia Colombo

1996 - 2008

12

101

Madre Yvonne Reungoat

 2008 –

8

88

 

MARÍA AUXILIADORA está en la ISLA de FLO
Archivo de audio MP3 21.0 MB

 

D. Bosco regala a las misioneras un cuadro de María Auxiliadora. Don Cagliero se los entrega a las misioneras diciéndoles  “Tomad – dice jocosamente – lo ha robado para vosotras en la sacristía de Valdocco. La pintó un pintor en peligro de quedarse ciego y curado milagrosamente con la bendición de Don Bosco. Él mismo os lo manda para que os acompañe en el largo viaje”.

 

 

Madre Yvonne (Superiora General de las FMA) en el Uruguay, visita a la Virgen, en el cuadro enviado por D. Bosco a las primeras misioneras

 

 

El mes de marzo es portador de una gran noticia: Las Hermanas en América han abierto finalmente su primera casa en Villa Colón, en una casa de propiedad de la señora Jacksondepués de permanecer un mes con las Religiosas de la Visitación por las que sienten una verdaera gratitud.

 

MARÍA MAZZARELLO Te Llevamos en Corazón
Archivo de audio MP3 7.3 MB
Vamos a América.mp3
Archivo de audio MP3 2.0 MB
HIMNO AMERICA MISIONERA.mp3
Archivo de audio MP3 3.3 MB

SOR TERESA GEDDA

Había nacido en una familia muy arraigada en su pueblo y en la Parroquia de Pecco, eran ocho hermanos, ocupando ella el sexto lugar. Una familia trabajadora que vivía del cultivo y de las pocas tierras que poseían. Por algunas exigencias de familia obligaron a los papás de Teresa a retirarla de la escuela que tanto le gustaba para que ayudara en casa. Fue para ella un doloroso sacrificio, porque le gustaba aprender, saber, conocer.

 

Era una joven algo reservada, pero bondadosa y disponible. Comenzó a sentir muy pronto el deseo de seguir a Jesús en la vida religiosa, pero se encontró con la oposición de sus padres, que aunque tenía profunda fe, no querían alejarse de esta hija.

 

            En 1867, Teresa tenía 14 años, muere su padre por un accidente fatal al caer de un árbol; luego perderá también a su hermana Catalina. Ambas cosas afectan grandemente su corazón tan sensible.

 

Dios que va guiando los caminos de sus amigos, llevó a que tuviera que ir a suplir a Catalina en la parroquia de Stambrino, donde ella prestaba un servicio al Teólogo Oglietti, gran amigo de Don Bosco; éste intuyó pronto el secreto de Teresa: se sentía llamada a ser toda de Dios y la encaminó a la casa que las HMA habían abierto en Turín-Valdocco.

 

Partió con su hermano Antonio hacia Valdocco. Cuando llegaron a la puerta, Teresa muy resueltamente le dice a su hermano: “esta es mi casa y lo será para siempre”. Era el 8 de noviembre de 1876. Tenía 23 años. Estuvo un mes en Turín como postulante antes de llegar a Mornés, gozosa de haber encontrado el lugar que Dios había soñado para ella, aunque sintiendo el dolor por la contrariedad que sufría su madre.

 

En Mornés se encontró realmente en la “Casa del Amor de Dios”, donde estaba siempre encendido el fuego de los orígenes de un Instituto muy joven. Entre ella y María Dominga, la “Madre”, se estableció pronto una corriente de entendimiento y de afecto que la ayudó a progresar en los caminos del Espíritu.

 

El 15 de abril de 1877 inicia su noviciado y desde ese momento se deja envolver de aquel clima de sencillez, sinceridad, de confianza, disponibilidad y de alegría en la vivencia de aquella sabia exhortación de la Madre: “haz con libertad todo lo que te sugiera la caridad”.  Así Dios en su Providencia iba modelando el corazón de Teresa, una de aquellas que había ya elegido para trasplantar el “Mornés en América”.

 

 Intuyendo su madurez interior, fruto del desprendimiento asumido con tanto amor, aun siendo novicia, la Madre le pide que vaya a la nueva casa de Alassio para suplir a una hermana y ella misma la acompañó confiándola a la dirección de Josefina Pacotto.

 

 

Adelantó así la hora de su profesión; el 3 de setiembre de ese mismo año 1877 hace su profesión religiosa en Turín, bajo la mirada de la Auxiliadora de la Basílica, con la misma presencia de Don Bosco y María Dominga y con la alegría de que esté también presente su propia madre. Es un mes de particular entusiasmo misionero porque las Hijas de María Auxiliadora han sido llamadas a partir hacia América.  

Sor Gedda 1917 2017.ppsx
Presentación Microsoft Power Point 10.2 MB

SOR ANGELA CASULLO

 

Nació el 9 de marzo de 1852 en Castelletto d’Orba (Alessandria)

Profesa en Mornés en agosto de 1875

Muere en Viedma el 28 de marzo de 1917

  

Poseía un temple Monferrino, con robustez física y firme voluntad. Había entrado en Mornés en el tercer año de vida del Instituto, formándose en el espíritu heroico de los primeros años. ¿Cómo había conocido a las religiosas de don Bosco? Solamente sabemos que de jovencita trabajaba como doméstica en casa del secretario del ayuntamiento de Mornés, Antonio Traverso. En las cartas de Madre Mazzarello, varias veces le da noticias de su familia, signo de que era bien conocida. Su hermana Marietta también será Hija de María Auxiliadora.

 

Discípula por tanto, de Madre Mazzarello, tiene la gracia de presentarse junto a ella ante el altar, el 28 de agosto de 1875, para pronunciar sus primeros votos en manos de don Bosco, mientras la Madre hacía sus votos perpetuos. Entregada por completo a su trabajo, no habría pensado jamás en cruzar el océano. Pero cuando en aquel setiembre de 1877, se lee la carta de Don Bosco invitando a las Hermanas a disponerse generosamente para ir a las Misiones, humildemente y con decisión, expresa que si les parece que ella puede ser útil, estaría disponible para partir.

 

            Y partió para no volver más a su patria, buscando siempre agradar a Dios y extender su Reino. Sus primeros dos años de misionera, lo vive en Villa Colón.         

 

                                            

 Cuando, en la terrible inundación de Julio de 1889, salesianos e HMA, junto a toda la población, debieron abandonar Viedma por el desborde del Río Negro, la H. Ángela pide y obtiene el permiso de permanecer en el hospital, al menos hasta el día siguiente, para acompañar a una joven moribunda, que no podía ser transportada bajo la lluvia.

 

Ángela se familiariza siempre con el sacrificio. Hasta el punto de que los demás, mirándola descubren el heroísmo de su vida, pero ella no; le basta mirar a Jesús, para sentir que es necesario darse hasta las últimas consecuencias.

                                                                           

Solía decir que el Espíritu Santo era: “su director espiritual”. Estaba atenta sin embargo, a rectificar sus intenciones al obrar, a dar significado a sus jornadas y fiel a la escuela mornesina de la que provenía, repetía. “No quiero echar mi acciones en saco roto”, diciendo así que quería responder con gratuidad y gratitud al amor gratuito de Dios, sin dejar pasar las ocasiones. Esta transparencia y rectitud le daban gran libertad y sinceridad para expresar su parecer aun ante los superiores salesianos.

 

 

Esa vida de sacrificio le provocó un envejecimiento prematuro. En sus últimos meses de enfermedad, cuando le preguntaban si tenía necesidad de algo, respondía en un gracioso español, con acento propio: “Sí, una copita de paciencia y el cielo, nada más”. Murió serenamente el 28 de marzo de 1917.

Sor Angela Cassulo 06.pptx
Presentación Microsoft Power Point 1.6 MB
Misionera dijiste SI Sor María Troncat
Archivo de audio MP3 8.7 MB
Himno de América misionera.mp3
Archivo de audio MP3 3.3 MB
MaínMornes.mp3
Archivo de audio MP3 19.9 MB
Un sólo corazón, una misma misión.mp3
Archivo de audio MP3 13.0 MB
Cancion de envio.mp3
Archivo de audio MP3 1.3 MB
Misioneras cancion.mp3
Archivo de audio MP3 8.3 MB