• que quieres ser feliz y no te conformas con migajas...
  • que sabes que lo más importante de la vida no se compra ni se vende...
  • que crees en las cosas gratuitas y auténticas...
  • que sueñas algo grande para tu vida…
  • que sabes que solo Dios te hace feliz…
  • que esperas ser feliz toda tu vida...
  • Jesucristo te lo da todo…
  • Jesucristo te lo pide todo…

                                                                     ¡Jesucristo te llama!

Corazón Salesiano, NICO MONTERO.mp3
Archivo de audio MP3 7.5 MB

Da lo siguientes pasos:

 

1. ORA

La Vocación no es sólo lo que tú quieres ser y hacer, es ante todo. lo que Dios quiere que tú seas y hagas; no es algo que tú inventas, es algo que encuentras; no es el proyecto que tú tienes sobre ti misma, es el proyecto que Dios tiene sobre tí y que tú debes realizar.

           Por eso, para descubrir tu vocación, lo primero que debes hacer es dialogar con
           Dios, pues sólo en la oración podrás encontrar lo que Dios quiere de ti.

 

            2. ANALÍZATE

Ve tu historia. ¿Por cuál camino te ha llevado Dios? ¿Cuáles son los acontecimientos más importantes de tu vida? ¿De qué manera Dios ha estado presente o ausente en tu vida? ¿Qué personas concretas han sido significativas para ti? ¿Por qué?

Contempla el futuro. ¿Qué experimentas al pensar en la posibilidad de consagrar tu vida a Dios? Tienes sólo una vida, ¿a qué quieres dedicarla por completo?

 

3. INFÓRMATE No es suficiente querer entregar tu vida a Dios y desear dedicarte al servicio de tus hermanos. Es necesario saber dónde quiere Dios que tú le sirvas; por ello debes mirar con cuál comunidad y con cuál carisma te sientes más identificada, pues no es lo mismo una congregación contemplativa que una de vida apostólica. Así mismo, debes tener un conocimiento de su misión en la Iglesia, y por medio de cuales actividades apostólicas pretenden realizarla: misiones, enseñanza, hospitales, dirección espiritual... y pensar también a cuáles destinatarios quienes entregarle la vida: enfermos, ancianos, sacerdotes, niños, jóvenes...

 

4. REFLEXIONA Y CONFRÓNTATE

La vocación es TU PROYECTO DE VIDA, TU FELICIDAD; ¡y es para toda la vida! Por eso, no te puedes lanzar a ella sin antes haber reflexionado seriamente, y con la debida calma, sobre ti y sobre la vocación que pretendes seguir.  Por ello, debes reflexionar sobre cuáles son tus capacidades y limitaciones; serás capaz de ser fiel a los compromisos que implica la vocación; en qué signos concretos te basas para pensar que Dios te llama; qué es lo que más temes de la vocación; cuáles son las razones en favor y en contra que tienes para emprender ese camino; qué es lo que te atrae de ese estado de vida...

 

5. DECÍDETE

Una vez que vayas descubriendo qué es lo que Dios quiere de ti, no te queda sino dar el paso, decir "sí", decidirte a seguir a Jesús. Tomar tal decisión es difícil. Ante la opción sentirás miedos, incertidumbres y limitaciones, pero una vez que le respondas al Señor, Él te dará la gracia de permanecer firme en tu decisión.

 

6. ACTÚA

Ahora, seguramente, se te presentarán tentaciones, dificultades, críticas u otro tipo de situaciones, pero debes buscar mucho al Señor en la oración para permanecer fiel al proyecto de Dios. Por otra parte, debes vivir todo momento en coherencia con lo que has decidido; cada paso debe ir dirigido hacia la meta.

 

7. TEN UNA ACOMPAÑANTE VOCACIONAL

Este es un paso transversal en todo el proceso, es decir, que desde el primer momento en que empiezas a sentir la inquietud vocacional debes buscar quien te acompañe espiritualmente. 

 

 La vocación es una llamada que Dios te hace, y que nadie puede escucharla por ti ni responder a ella en tu lugar; por consiguiente tienes necesidad de una religiosa, ojalá de la comunidad a la que aspiras para que te acompañe en tu discernimiento vocacional y confirme la autenticidad de tu llamada.

 

Mira también la página "Instituto 07" que está arriba a tu izquierda.

 

El Instituto te ofrece la posibilidad de ir a otras tierras para evangelizar. Cuando tú seas Profesa harás tu petición a la Madre General quien seguramente aceptará tus deseos y te llamará  a prestar este servicio.

Ten en cuenta que una misionera necesita muy buena salud, un gran espíritu de sacrificio y mucha generosidad, fuera de tener una gran identidad como FMA

 

 

“Sean misioneras de esperanza y de alegría, testimoniando los valores propios de su identidad salesiana, en especial en lo que se refiere al encuentro, aspecto fundamental de su carisma: es un manantial siempre lleno de frescor y vital, en el cual pueden encontrar ese amor que revitaliza la pasión por Dios y por los jóvenes”.

“El 8 de septiembre de 1877, fiesta de la Santísima Virgen se comunica a la Comunidad de los Salesianos que Don Bosco ha decidido enviar la primera expedición de Hijas de María Auxiliadora a América: su meta será el Uruguay”. (Cron II, pág. 235)

 

“Ante esta hermosa noticia, brota un himno de alegría de todos los corazones: todas las Hermanas dan gracias a la Virgen por haber escogido a estas humildes hijas para cruzar el Océano e ir a redimir a tantas almas sedientas de luz, de bien y de vida eterna.

 

¡También Don Costamagna ha sido elegido para las misiones de América! Escribe él mismo D. Bosco a este respecto: (El señor teólogo Cagliero, irá con la primera expedición de Hermanas misioneras, y ha pedido también que el P. Costamagna acompañe a las Hermanas a Montevideo)”. (Cron II, pág. 235)

 

 

El 27 de septiembre de 1877 “se comunica finalmente el nombre de las elegidas para América: Sor Ángela Vallese, de Lu, directora del grupo afortunado; Sor Juana Borgna, natural de Buenos Aires; Sor Ángela Cassulo, de Castelleto d’Orba; Sor Ángela Denegri, de Mornese; Sor Teresa Gedda, de Pecco (Turín) y Sor Teresina Mazzarello”. (Cron II, pág. 236)

Las elegidas se cuidan en seguida de obtener el correspondiente permiso de su familia, siendo un deseo de Don Bosco, que los padres participen con plena y cristiana adhesión del nuevo y más grande sacrificio de sus hijas y de su mérito. (Cron II, pág. 236).

 

Vamos a América.mp3
Archivo de audio MP3 2.0 MB
Misiones en América.pps
Presentación Microsoft Power Point 2.4 MB
Alma misionera.mp3
Archivo de audio MP3 3.9 MB
Vaya y hagan discípulos.ppt.pps
Presentación Microsoft Power Point 48.5 MB

 La realidad hoy necesita:

FMA QUE TENGAN FUEGO EN EL CORAZÓN para comprometerse a fondo con el proyecto de Jesucristo, olvidándose de sí mismas, amando más con gestos concretos, que con palabras, entregando la vida hasta el fin.

FMA APOSTÓLICAS, capaces de dar un salto hacia la inseguridad, hasta la incertidumbre de la pobreza y abiertas a la novedad de vida que brota de lo esencial.

FMA ENAMORADAS de una forma de vida sencilla, amantes de la paz. Capaces de aceptar cualquier tarea, de acudir a donde sea, libre y obediente, espontáneas y tenaces, dulces y fuertes, llenas de la experiencia del amor de Dios y mediación de su amor a los jóvenes en especial los más necesitados.

 FMA “DISCÍPULAS Y MISIONERAS” que con María hacen llegar la buena noticia del amor y de la vida al corazón de tantos niños y jóvenes que el Señor nos regala.

 

Dinamismo Misionero Constituciones.ppt.p
Presentación Microsoft Power Point 3.3 MB
Un sólo corazón, una misma misión.wma.wm
Formato de video Windows Media 11.2 MB
Mensaje del Papa para misiones.ppsx
Presentación Microsoft Power Point 2.5 MB
Cancion de envio.mp3
Archivo de audio MP3 1.3 MB
Amerindio.mp3
Archivo de audio MP3 1.6 MB

Tras el estreno del nuevo reality de Cuatro, “Quiero ser monja”, se ha comenzado a hablar acerca de las cinco chicas que tras sentir “la llamada” del Señor para ser religiosas, han decidido iniciar su particular aventura espiritual. Conocemos su vida, sus gustos, cómo piensan y quiénes de ellas tienen incluso novio. Sin embargo, hasta ahora no ha trascendido que una de las participantes tiene un pasado un tanto peculiar.

 

Nos referimos a Janet Capdevila de 23 años que se presentaba junto a su hermana Jaqui como una joven que veía el hecho de ser monja como “una forma de ser feliz de ir contracorriente”. Antes de seguir su vocación religiosa era modelo y posaba insinuante y sensual para la agencia que la representaba.

 

“Apasionada, curiosa, valiente y seductora”, así se define Janet Capdevila en la web de Model Management, agencia de modelos que la representaba. A esta barcelonesa de 23 años que asegura que “cuando ayudas o escuchas a alguien puedes encontrarte con Dios”, decidió participar en el casting de "Quiero ser monja" tras sentir “la llamada” y la necesidad de canalizar y explorar esa espiritualidad. Janet es hoy religiosa en un convento de Portugal.

 

Esta es una glamurosa rubia italiana que dejó una lucrativa vida como modelo de pasarela para trabajar sin sueldo por los pobres y ahora piensa convertirse en monja, tiene conmovida a la sociedad italiana.

Su nombre es Antonella Moccia y a sus 30 años decidió dejar una exitosa carrera como modelo para dedicarse de lleno a la Iglesia católica. Conocida en el mundo del modelaje como Hella, esta mujer vivía entre Roma, Milán, París y Nueva York trabajando para los diseñadores de modas más importantes del mundo.

Pero todo cambió para ella el día en que un sacerdote católico director de una revista le preguntó durante una entrevista: ¿Si Dios te quiere a su lado, tu qué harías? Y es que según cuenta la ex modelo, ella nunca había reflexionado sobre su vida espiritual, pues lo único que le había importado hasta ese momento era la belleza y el mundo del glamour. Sin embargo, la pregunta del sacerdote le permitió descubrir lo que ahora llama su verdadera vocación .

No lamento nada. La moda me dio mucho, pero ahora he encontrado algo más bonito que la moda, servir a al Señor, dijo Antonella. Hija de padres de clase media de Malfi, un pueblo en la región más pobre del sur de Italia, la joven comenzó su nueva vida trabajando con las monjas de la orden de las Misioneras de la Caridad de la Madre Teresa de Calcuta en un convento de Roma.

Sus primeras obras fueron ayudando en una cocina popular y cuidando a desamparados, tareas que realizaba al mismo tiempo que cumplía con sus obligaciones como modelo.La labor con la misioneras de la Madre Teresa le permitió darse cuenta de que su verdadera vocación era la de ser religiosa. Por eso pronto dejó el modelaje y ha manifestado su voluntad de unirse a una orden que ayude a los jóvenes.

Por qué elegí esto? Porque creo que existe una santidad incluso en la belleza que marca el mundo de la moda; hay una santidad mucho más evidente en el mundo de la pobreza, entre los desheredados. A los que me preguntan por qué escogí esta nueva vida, le digo que porque estaba harta de la vida de maniquí, les respondo que Dios no es una alternativa, Dios es amor. 

 

 

 Dolores Hicks -tal es su verdadero nombre- nació en Chicago en 1938 y fue la única hija del actor Bert Hicks. Sus padres se divorciaron y ella encontró consuelo en su abuelo, empleado de una sala de cine, quien acertadamente la animó a probar suerte en la actuación.

 

Así fue como su nieta tuvo una meteórica y prolífica carrera que solo duró solo hasta apenas pasados sus 20 años, cuando decidió dejar todo para dedicar el resto de su vida a la religión católica. Para ese entonces, Hart ya se había consagrado en la pantalla grande junto a estrellas como Anthony Quinn, Stephen Boyd, Montgomery Clift, George Hamilton y Robert Wagner.

 

Su debut fue en el film Loving You (1957) nada menos que de la mano de Elvis Presley, con quien se la vinculó sentimentalmente, a pesar de que ella siempre lo negó. Allí interpretaba -en un papel secundario- a la pretendiente del ‘Rey del rock’. Un año después grabó la película ‘King Creole’, donde hacía de su novia.

 

Según el documental, el cantante habría invitado a salir a Hart pero ella lo rechazó, ya que eran compañeros de trabajo. No obstante, se la sigue recordando como “la monja que besó a Elvis Presley”, al menos frente a las cámaras.

 

En sus años de juventud, la intérprete hizo pública la relación sentimental que mantuvo con un empresario millonario, con quien estuvo comprometida y a quien dejó días antes de la boda para seguir su vocación religiosa.

 

En 1961 y en la cima de su carrera profesional, la bella intérprete se encontraba en medio de un rodaje en Roma. Allí pudo conocer al Papa Juan XXIII y dos años después de ese encuentro, con apenas 23 años, decidió abandonar las mieles del éxito y la fortuna y hacerse monja benedictina de la Abadía de Regina Laudis en Bethelehem, Connecticut, de la que actualmente es su Madre Superiora.

 

Desde que consagró su vida a Dios, el mundo del espectáculo no tuvo más noticias sobre ella hasta que en 2006 decidió regresar a Hollywood pero solo con el fin de recaudar dinero para obras de caridad. Actualmente, es la única monja con derecho a voto en los premios Óscar de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas.

 

¿QUÉ HACÍA DIOS ANTES DE CREAR EL MUNDO?

MADRE MAZZARELLO AL HILO DE DIOS

MAÍN Al hilo de Dios.wma
Formato de video Windows Media 8.1 MB

 

 

La vida consagrada es una vocación no una carrera, significa una llamada divina; "Dios llama especialmente a algunas personas a dicho estado, para que gocen de este don peculiar en la vida de la Iglesia y favorezcan su misión salvífica de acuerdo con el fin y el espíritu del instituto"

Para ti Maín nuestro gracias.wma
Formato de video Windows Media 5.8 MB

SIGNOS DE VOCACIÓN EN LA PERSONA

 

El Señor no llama a hacer cosas, sino a estar con Él, a ser como Él. Solo así podrás anunciarlo.


Por este motivo una tarea importante en el discernimiento vocacional es conocer a Jesucristo. Esa es la meta deseada después de haber recorrido, a veces, caminos tortuosos y en subida. Para Algunas es un don recibido desde siempre sin dificultades especiales ni complicaciones, de forma casi natural. Para todos debería ser la tarea más importante de la propia vida. 

 

En tu corazón como en el de todas las jóvenes hay dos cuestiones fundamentales. La primera es sobre ¿cuál será mi vocación?, la segunda sobre la felicidad. Dos preguntas abiertas que, si no encuentran respuesta pueden incluso causar heridas.

  

Pero estas preguntas encuentran la respuesta perfecta en una persona. Jesucristo, en el Evangelio de Jn 1,38 girándose hacia dos jóvenes que le seguían les pregunta: “¿A quién buscáis?”. Al final de este capítulo, en el versículo 41, los dos discípulos dirán:¡Hemos encontrado al Mesías!”.

 

¡¡¡Ahora o nunca !!!

El itinerario histórico-biográfico de María Dominga Mazzarello es relativamente breve (44 años) y se puede articular en cuatro etapas marcadas por una maduración especial en su vida cristiana y consagrada.

 

La primera etapa comprende trece años, a partir de su nacimiento en Mornés, Alto Monferrato (1837), hasta la primera Comunión (1850). Transcurrió estos años en un ambiente familiar caracterizado por una sólida vida cristiana y un incansable trabajo campesino. Inteligente, volitiva y dotada de rica afectividad, María Dominga se abrió a la fe acompañada por sus padres y por su sabio Director espiritual don Domingo Pestarino. 

 

En la segunda etapa(1850-1860) se observa una especial interiorización de la fe, a partir de su primer encuentro eucarístico, que la lleva a entregar su juventud al Señor con el voto de virginidad y a participar intensamente en la vida parroquial, especialmente a través de la Unión de las Hijas de S. Maria Inmaculada. A los 23 años sufrió una grave enfermedad, el tifo, que le dejó una profunda resonancia física y espiritual. Cambia entonces la vida del campo, no solo por la falta de fuerza física, sino porque en ella surge con claridad una especial intuición educativa. Se dedica a la educación de las niñas de su pueblo, creando una escuela de corte y confección, un oratorio festivo y una casa-familia para las niñas abandonadas. 

 

En la tercera etapa ( 1860-1872), se la ve siempre más abierta al designio de Dios en su vida y en el encuentro con s. Juan Bosco (1864) reconoce en plenitud la respuesta a sus intenciones apostólicas. Juntos fundan el 5 de agosto de 1872 una nueva familia religiosa en la Iglesia a servicio de las jóvenes, de la cual don Bosco es el Fundador y María Dominga la Cofundadora. 

 

En la cuarta y última etapa de su vida (1872-1881), María Dominga Mazzarello realiza su misión de maternidad espiritual a través de la formación de las Hermanas, los numerosos viajes motivado por el surgir de nuevas fundaciones, el incremento y expansión misionera del Instituto, su palabra oral escrita, su donación cotidiana consumada en el ejercicio de la “caridad paciente y benigna”. 

 

Muere en Niza-Monferrato el 14 de mayo de 1881. Deja a sus hijas espirituales una sólida tradición educativa. Dios le otorgó el don del discernimiento y plasmó su rostro espiritual de mujer sencilla y sabia. Su fiesta litúrgica se celebra el 13 de mayo. 

 

 

Es el día para celebrar la fidelidad de Dios con cada una de las FMA y también para celebrar la fidelidad de tantas Hermanas que dispersas por el mundo han dado gloria a Dios trabajando por el bien de los niños y jóvenes más necesitados.

 

LA VOZ DE MI AMADO

ALGO NUEVO ESTA BROTANDO

  1. La Llamada parte de la iniciativa de Jesús
  2. La llamada es la manifestación gratuita de Jesús por la persona
  3. La llamada es un acto irresistible que sin embargo respeta la libertad
  4. La llamada está siempre en función de una misión determinada. Misión que tiene tres características:
  • Está en función de los demás
  • Es urgente
  • Es ardua, sacrificada. 

La llamada ciertamente es una elección gratuita pero tiene sus exigencias:

  1. Jesús exige exclusividad
  2. Jesús exige prontitud en la respuesta
  3. Jesús exige una opción definitiva

Las principales  condiciones para una respuesta clara y concreta son:

  1. La fe que se expresa en una confianza plena y en un abandono incondicional a la Voluntad de Dios.

 

  1. El desprendimiento que implica una conversió de la persona al Señor "Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a si mismo, tome su cruz y sígame"

 

  1. El seguimiento que significa ser discípulo de Jesús, formar parte de su grupo, establecer una profunda comunión con Él mediante la oración vital.

 

  1. "Dejarse hacer", pues la persona es un ser en continuo crecimiento. "Os haré pescadores de hombres"

 

 

Sin duda lo que más caracteriza ese largo proceso que llamamos madurar es la toma de decisiones, tener que optar. Desde lo más simple como: salir (más que salir, es entrar, porque nunca parece buena la hora de volver a la casa), los amigos, el dinero, la forma de vestir, enamorarse… todas esas pequeñas conquistas que nos van indicando que el territorio para nuestras decisiones crece.


Pero el tiempo pasa, no se detiene. Y las decisiones van creciendo en importancia; especialmente porque comprometen el futuro: estudios, profesión, pareja, vivir como pienso y para ello pensar cómo vivir. Y van surgiendo los dilemas: de la U no se vive; si no lo intento ahora, ¿cuándo?; tú acabas la carrera y después ...sólo se vive una vez; no dejes pasar tu oportunidad; cuando tenga trabajo entonces…. Este sí que se va convirtiendo en un momento crítico, las decisiones que tomes ahora estarán destinadas a dejarte tranquila,  a dar salida a tus convicciones más profundas.

 

La tentación de este tiempo es querer tenerlo todo: trabajo estudio, dinero, sexo ...

 


No se puede servir a dos señores. No optar, querer mantener todas las puertas abiertas, significa no profundizar en ninguna. Siempre habrá una excusa, convincente, para no comprometerse del todo, para no asumir las consecuencias de los compromisos.

 

Un altísimo porcentaje de los humanos se muere sin llegar a descubrir cuál era su verdadera vocación.


Todos hemos sido llamados a vivir. Entre los miles de millones de seres posibles fuimos nosotros los invitados a la existencia.

 

Si nuestros padres no se hubieran cruzado "aquel" día, en "aquella" esquina, o en "aquel" baile, hoy no existiríamos. Y si nuestro padre se hubiera casado con otra mujer, habría nacido "Otra" persona distinta de la que nosotros somos. Esta fue nuestra primera y radical vocación-. A la vida, a realizarnos en plenitud, a vivir en integridad el alma que nos dieron.


Fuimos, después, llamados al gozo, al amor y a la fraternidad.


Y fuimos finalmente llamados a realizar en este mundo una. tarea muy concreta, cada uno la suya. Todas son igualmente importantes, pero para cada persona sólo hay una -la suya- verdaderamente importante y necesaria.

Porque la vocación no es un lujo de elegidos ni un sueño de quiméricos. Todos llevan dentro encendida una estrella. Pero a muchos les pasa lo que ocurrió en tiempos de Jesús: en el cielo apareció una estrella anunciando su llegada y sólo la vieron los tres Magos.

 


Efectivamente, no es que la luz de la propia vocación suela ser oscura. Lo que pasa es que muchos las confunden con las tenues estrellas del capricho o de las ilusiones superficiales. Y que, con frecuencia, como les ocurrió también a los Magos, la estrella de la vocación suele ocultarse a veces -y entonces hay que seguir buscando hasta encontrar lo que se quiere.

Dimensiones de la Vocación.ppt
Presentación Microsoft Power Point 185.5 KB
Don Bosco. Gracias!.mp3
Archivo de audio MP3 7.0 MB

 

Jesús llama:

 

1.       Gratuitamente- La vocación un llamado gratuito de Dios. “ No sois vosotros quienes me habéis escogido, si no yo quien os he escogido” Jn. 15,16

 

2.    A los que El quiso. Dios llama y da la capacidad para la respuesta.

 

3.    y les confía una misión. La misión que les confía es el anuncio del reino de Dios.“Id por todo el mundo y proclamad la buena nueva de la creación” Mc.16,15.

 

4.     A cada uno lo llama por su nombre. Cuando Dios se fija en alguien para hacerle un llamamiento especial, lo llama por su nombre y le indica a través de diversos medios el camino a seguir. Llamar por el nombre es darle importancia a la persona. Para Dios nosotros no somos fichas.

 

5.      A quienes llama, los convierte en sus discípulos que aprenden de su maestro a:

 

·         AMAR- “ Amaos los unos a los otros como yo os he amado” Jn.15,12

 

·         A PERMANECER UNIDOS: “Donde hay dos o tres reunidos en mi nombre , allí estoy yo en medio de ellos” Mt. 18,20

 

·         A SER FUETES EN LA FE: “Hombres de poca fe porque teméis ?Mc. 4,40

 

·         A SERVIR SEGÚN SU ESTILO: “El que quiera ser el primero que sea el último y el servidor de todos” Mc. 10,44.

 

·   A PERDONAR: “ Señor cuántas veces debo perdonar?... hasta setenta veces siete”Mt.18,21-22

 

 

El Bautismo nos injerta a Jesucristo, nos introduce a la comunidad eclesial y nos posibilita para  vivir LA VOCACIÓN a la cual hemos sido llamados .Ef.4,1-6

 

Interpetados por Hermanas de nuestra Provincia María Auxiliadora:

De isquierada a derecha

Sor Milena López

Sor Candy Ríos

Sor Karen Gamarra

Sor Leidy Orjuela

 

Maín y YO.docx
Documento Microsoft Word 19.2 MB

Tú eres responsable de tu destino.

 

 

 

El secreto de la vida es tomar buenas y sabias decisiones.

 

 

 

 

Muchas jóvenes no saben que es lo que quieren de la vida. No saben donde están ni para donde van. Para ellos cualquier camino que tomen les da igual aunque al final no les gusta con lo que se encuentran.

El secreto de la vida es tomar buenas y sabias decisiones, a eso se le llama sabiduría, el arte de saber vivir. La decisión que tomes hoy determinará tu mañana.

¿Cómo quieres que sea tu mañana o tu futuro? Depende de la decisión que tomes hoy.

Está comprobado que la clave del éxito es tomar decisiones claras y definitivas, y la clave del fracaso es no tomar ninguna decisión.
Cuando no tomamos decisiones, lo que estamos diciendo es que tenemos miedo de fracasar.
Esperamos que otros tomen la decisión y así excusarnos de que ellos son los culpables de tu situación.

Esta es la historia que hemos escuchado desde el principio, recuerdas a Adán y Eva cuando estaban en El Edén y decidieron comer la fruta prohibida, luego él la culpa a ella y ella a la serpiente, y así vamos por la vida echando culpa a nuestros padres, cónyuges, maestros, amigos y otros.

Toda nuestra vida se basa en decisiones. Desde que te levantas hasta que te acuestas estás decidiendo, por eso los resultados que estás teniendo es por las decisiones que estás tomando.
Dios nos dio la libertad de elegir la vida o la m
Nadie más puede determinar tu éxito o tu fracaso, tu felicidad o tu infelicidad. 
Tú eres responsable de tu destino.

Ahora si yo no tomo decisiones, otros van a tomarla por mí y eso no va a quitar la responsabilidad de mi destino.
Eso puede traer penas, dolor, angustia, ansiedad, preocupación, estrés, en muy raras ocasiones puede traer algo positivo.

Cuando tomo decisiones tengo muchas probabilidades de convertirme en un ganador.
Alguien que toma decisiones no espera a ver lo que la vida le va a dar, él o ella se aseguran de ir hacia la vida que quieren, ellos no solo ven el presente sino que ven el futuro y anticipan sus consecuencias.
Ellos no buscan soluciones a corto plazo, ellos tienen perspectivas de largo plazo.

“El que es sabio e inteligente presta atención y aprende más. “. Proverbios 18:15 (TLA)

Puedes ver que una persona sabia e inteligente presta atención en primer lugar y está dispuesta a aprender.
Una persona que no es sabia no presta atención y tampoco está dispuesta a aprender.

Para tomar buenas decisiones debes enfocarte en lo que quieres, poner atención y visualizar los posibles escenarios con sus respectivas consecuencias, y adherirte al plan escogido.
Es probable que aun las cosas no funcionen como planificaste y es allí donde debes estar dispuesto a aprender, para no repetir el mismo error.
Adán no estuvo dispuesto a aprender de sus decisiones, el se escondió y prefirió culpar a Eva, por esa razón fue echado del paraíso.

Te pregunto nuevamente ¿Qué quieres lograr en la vida? ¿Cuál es tu sueño?

Hoy es el mejor día para ir tras tus sueños, no te quedes esperando y ponte en acción.

El Rey Salomón decía “Todo esfuerzo vale la pena, pero quien habla y no actúa acaba en la pobreza.” Proverbios 14:23

 

¿Cómo quieres terminar en la vida? Decide hoy culminar bien, Dios te ha hecho ganador pero tú decides si lo crees o no.