El Adviento es el comienzo del Año Litúrgico, empieza el domingo más próximo al 30 de noviembre y termina el 24 de diciembre. Son los cuatro domingos anteriores a la Navidad y forma una unidad con la Navidad y la Epifanía. El término "Adviento" viene del latín adventus, que significa venida, llegada. El color usado en ...

 

Adviento - decálogo.ppt
Presentación Microsoft Power Point 1.1 MB
Abramos nuestras puertas.ppt
Presentación Microsoft Power Point 777.0 KB

El 8 de diciembre, es una de las fiestas más sentidas y populares que la Iglesia Católica dedica a la Virgen María: la Inmaculada Concepción. 

 

La fiesta cae en el día en que, en el 1854, el papa Pío IX, con la bula “Ineffabilis Deus”, decretó que la Virgen María, “por singular gracia y privilegio”, fue preservada de la común herencia del género humano, de la culpa original, desde el primer instante de su concepción. Tal formulación, sigue a una larga serie de dísputas teológicas acerca del nacimiento de la madre de Jesús.

 

En Oriente, desde el VI siglo d. C. se celebraba una fiesta de la concepción de María, difundida en Occidente a partir del siglo X.

 

 

La solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María se recuerda en el contexto del Adviento y de la Navidad, uniendo la espera del nacimiento de Cristo con la memoria de la Madre.

 

Bendita sea tu pureza.mp3
Archivo de audio MP3 2.2 MB

Celebrar Navidad va más allá de disfrutar de una cena e intercambiar regalos; es un tiempo para estar en familia y agradecer por lo que tenemos.

Una celebración para estar en familia-

Si bien en la actualidad la Navidad es sinónimo de fiestas, cenas familiares y regalos, el origen de esta celebración es netamente religioso, y su propósito era destacar el nacimiento de Jesucristo, en un humilde preserve en la ciudad de Belén hace más de 2 mil años.

La Navidad, que viene del latín nativitas o nacimiento, es una de las fiestas más importantes del Cristianismo que celebra el nacimiento de Jesucristo, el 25 de diciembre, aunque en muchos países la celebración inicia el día anterior (el 24 de diciembre) con la tradicional cena de Nochebuena.

En la actualidad, esta fiesta ha ido mezclando su carácter religioso con la tradición de convivencia familiar, debido en gran medida a la popularidad de esta celebración.

 

Abecedario de Navidad 01.pps
Presentación Microsoft Power Point 617.0 KB
Acércate a Belén.pps
Presentación Microsoft Power Point 530.0 KB
Carta de Navidad.pps
Presentación Microsoft Power Point 510.0 KB
Menú cuaresmal.pps
Presentación Microsoft Power Point 1.0 MB

La Cuaresma es el tiempo en el que Dios tiene una manera especial de llegar a nosotros. Primero, nos sorprende al estar sumidos en nuestros pecados; nos da un aviso de amonestación, luego nos urge a salir de las cárceles en que estamos atrapados; y nos invita a la conversión, al cambio de vida, a un cambio que afecta nuestro pensar, nuestro hacer y nuestro ser. 

 

Es un cambio moral de tal índole, que supone un dejar de caminar en la dirección equivocada para meternos en un camino que conduce a la meta de una vida en la Gracia de Dios, lo que implica la conversión a Dios señalada por el profeta Joel. “Conviértanse a mí de todo corazón, dice el Señor por labios de este profeta con ayuno, con llanto, con luto. Rasguen los corazones y no las vestiduras; conviértanse al Señor, Dios vuestro, porque es compasivo y misericordioso, lento a la cólera, rico en piedad; y se arrepiente de las amenazas” (2, 12-13).

 

Iniciamos un tiempo que nos propone que nos abramos a los demás. Se trata del gesto de la limosna que es ante todo caridad, comprensión y, por supuesto, ayuda material a los más necesitados.

 

Nos propone, también, apertura a Dios mediante la escucha de su Palabra, con intensa oración a nivel personal y a nivel comunitario y con una participación asidua en los sacramentos de la Eucaristía y la reconciliación.

 

Se nos hace una invitación al ayuno, es decir, al autocontrol, a la templanza en todo nuestro obrar, a la renuncia de todo lo que sea superfluo.

Con estas tres prácticas, limosna, oración y ayuno, características de este tiempo, reorientamos nuestra vida de clave pascual.

 

Como nos dice el Papa, la Cuaresma “es un itinerario marcado por la oración y por el compartir, por el silencio y por el ayuno, en espera de vivir la alegría pascual”.

 

Dejemos resonar en nuestros oídos estas sabias palabras: “Conviértete y cree en el Evangelio” y “Acuérdate que eres polvo y al polvo volverás”. 

Ayuna.pps
Presentación Microsoft Power Point 1.9 MB
Bienaventuranzas de cuaresma.ppt
Presentación Microsoft Power Point 1.3 MB
Convertios.mp3
Archivo de audio MP3 2.4 MB